cuento con moraleja. Valor responsabilidad
Cuentos y reflexiones,  Educación en familia,  Ideología de género

Cuentos con moraleja: Peter Pan huye del país de Nunca Jamás. RESPONSABILIDAD

Hoy en la sección de CUENTOS CON MORALEJA vamos a ver el valor de la responsabilidad de la mano de Peter Pan.

Para comprender de un modo ameno este gran valor nos podemos fijar en la vida de Peter Pan, un niño que nunca crece, siempre metido en su mundo imaginario.

Y aunque te suene extraño, hoy en día también hay muchos jóvenes y adultos que se asemejan mucho a este personaje. Su sentido de la responsabilidad es casi nulo.

Pero antes de empezar a leer este cuento con moraleja, has de conocer otro aspecto importante.

¿Qué es el síndrome de Peter Pan?

Conocido hace tiempo por pedagogos, psicólogos, orientadores… este término es empleado para hacer referencia a un tipo de conductas propias de personas que viven más pendientes de sí mismas que de los demás.

En un reciente artículo que puedes leer aquí: Razones por las que no deberías de huir de los compromisos y responsabilidades, pudimos analizar muy por encima los hábitos que hoy sostienen la vida de muchos adolescentes, jóvenes, y por desgracia, cada vez más adultos.  Observamos que tienen  una vida dirigida bajo la finalidad de la gratificación rápida, fácil y placentera sin atisbo alguno de responsabilidad más allá de lo imprescindible, para no caer en la apatía y dejadez absoluta.

Hoy quisiera que mediante un peculiar cuento con moraleja, que podreis también visualizar en vídeo, medites con el personaje de Peter Pan y nos introduzcamos en esta realidad que nos impide crecer y nos puede hacer vivir, por tanto, siempre como niños.

Por último quisiera también aclararte que detrás de muchas personas que reivindican sus derechos de hacer con su cuerpo lo que quieran: el aborto, la eutanasia, el cambio de sexo, las relaciones homosexuales… hay, en el fondo, un niño que sigue siendo caprichoso y sin querer la responsabilidad de aceptar la vida tal cual es. Ideas alimentadas por la Ideología de género.

VEAMOS YA ESTE CUENTO CON MORALEJA CON EL GRAN VALOR DE LA RESPONSABILIDAD.

PETER PAN HUYE DEL PAÍS DE  NUNCA JAMÁS

Como bien conocemos todos, Peter Pan vive en un lejano país llamado “Nunca Jamás”.
Allí disfruta haciendo siempre lo que quiere en cada momento sin que nada ni nadie se lo impida.
cuento con moraleja. Valor responsabilidad

Sin embargo, esa aparente vida feliz se desvaneció cierto día, unas extrañas personas invadieron el país haciendo prisionero a todo el que se opusiera a sus mandatos, querían establecer un nuevo sistema político y social con unas normas a cumplir.

Peter Pan no estaba dispuesto a aceptar eso, así que para salvar la libertad que él sentía haciendo lo que le daba la gana, tuvo que huir de Nunca Jamás.

Marchó apresuradamente al Mundo a refugiarse a casa de Wendy y sus hermanos, las únicas personas que conocía allí.
Al principio Peter Pan intentó continuar haciendo su vida como lo había hecho desde siempre en el país de Nunca Jamás: volar por el cielo, saltar de un edificio a otro, comer todo tipo de dulces y chucherías cuando quisiera… Pero tan sólo conseguía ir de fracaso en fracaso, constantemente se tenía que enfrentar a normas, restricciones, negativas…

 

 

Poco a poco se fue sumiendo en una terrible tristeza pues no era capaz de aceptar esa nueva vida en la que tenía que vivir sometido a reglas.
Se veía tentado a volver a Nunca Jamás pero ya no era posible pues había perdido su capacidad para volar.
La hora de la comida se hacía insoportable: ver ese plato delante lleno de legumbres en lugar de comer lo que le apetecía en esos momentos, ¡era horrible!.
cuentos con moraleja. Valor responsabilidad
Tener que estudiar en vez de salir con sus amigos todo el día como antes.  Incluso resultaba un verdadero fastidio tener que irse a dormir a una hora en concreto y no poder quedarse hasta la madrugada contemplando las estrellas sobre la copa de un árbol…
Pensaba que nadie comprendía cómo se sentía y que estaba siendo discriminado por todas esas personas que, creía, no le aceptaban como era…

Wendy con mucha paciencia y cariño le explicaba que era necesario que aprendiera a cumplir las normas y a vivir según lo que se consideraba más beneficioso para crecer con armonía y equilibrio.

Le decía que todo en el planeta Tierra estaba regido por unas leyes universales naturales y que ir en contra de ellas, provocaría un gran caos en el mundo y en las personas.
Que vivir tan solo pensando en lo que él caprichosamente quería le hacía sentirse peor y que las personas de alrededor suya le querían ayudar para que saliera de esa tristeza.
Se daría cuenta de la grandeza del orden establecido por las normas universales, observando alrededor de sí, saliendo de su “yo”: el sol no salía cuando quería, los planetas no giraban sin orden, ni las flores daban fruto a destiempo. Las aves volaban sobre el cielo, incluso las personas no podíamos cambiar nuestro cuerpo según nuestro modo de sentir, pues si nacíamos con un brazos en lugar de alas, no era posible ir en contra de nuestra naturaleza.
cuentos con moraleja. Valor responsabilidad
En el mundo hace falta que haya un orden establecido y que todos colaboremos para que se cumplan.  Hacer lo que desees, lo que te venga en ganas o ser otra persona distinta a lo que eres, porque así lo sientas, no te va a hacer sentir más feliz, le decía Wendy.

Transcurrido un tiempo, Peter fue entendiendo y aceptando que la realidad de ese planeta tenía un orden lógico, natural y necesario, y que ir contra eso, suponía un desequilibrio también para él.

Que la vida que tenía anteriormente era fruto de un mundo fantasioso que le impedía crecer como persona y por eso siempre allí era un niño, caprichoso e irresponsable.
Fue dándose cuenta que, a veces, para lograr grandes cosas y madurar, es necesario sacrificar lo que apetece en el instante y asumir ciertas restricciones con realismo, responsabilidad y la verdad por delante.
Así su tristeza se fue transformando en una enorme alegría al darse cuenta que la felicidad no está en vivir sin normas, si no en aceptar con agrado que esas reglas, en realidad, te libran del caos y el egoísmo y te ayudan a crecer como persona.

MORALEJA: 

Vivir la vida en base a los instintos del momento, lo que se siente, apetece o se desea, sin tomar responsabilidad de lo que se hace. Vivir sin querer asumir y pensar antes las consecuencias, aceptando  negativas en ocasiones o vivirla en base a unos ideales fantasiosos, no lleva a una vida más plena y feliz. Tu destino serán las  esclavitudes que tú mismo te irás generando alrededor tuya y tus ansias de felicidad serán cada vez más patentes y difíciles de colmar.


La Ideología de género encuentra su caldo de cultivo en personas que se dejan llevar por lo que les apetece, aquello que se les antoja, por las personas que se dejan llevar en sus decisiones por lo que sienten…

Se feliz aceptando tu vida con responsabilidad y realismo y no te conviertas en un adulto infantil eternamente.


Si aún no tienes claro en qué consiste esta ideología de género te recomiendo la lectura de este breve y claro resumen que he escrito: ¿QUÉ ES LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO?

Desde aquí puedes acceder al vídeo para que lo puedas ver.
Y si te ha parecido interesante compártelo con tus amigos y seres queridos.

Y no olvides suscribirte al canal de YouTube para ver más videos que te pueden resultar de gran ayuda. Aquí te dejo el de Peter Pan:

https://youtu.be/rCGUEdZzuyA

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *