Educación en familia

¿Qué hay detrás del comportamiento negativo de algunos adolescentes?

Los padres es frecuente que nos enredemos en discusiones por comportamientos negativos de los adolescentes que muestren incorrectos o fuera de lugar.

Pueden ser  malas contestaciones, mentiras, problemas en clase, violencia, salidas nocturnas con excesos y un largo etc que no entendemos siempre a qué se deben.
Ante este comportamiento negativo, hablar en caliente suele dar pocos resultados favorables, acabaremos seguramente peor de como comenzamos.

Sentarse a hablar en otro momento sería lo ideal, cuando estemos todos más tranquilos.

Sin embargo podemos centrarnos en hablar tan sólo sobre el tema que nos preocupa pero olvidando que, detrás de todo comportamiento negaativo, suele haber un problema más profundo, que tiene su origen en algo que va más allá de lo que podamos ver a simple vista.

que hay detrás del comportamiento negativo de algunos adolescentes
Evidentemente nos enfrentamos a una edad en la que salir del hogar, experimentar sensaciones nuevas e ir contra corriente de lo inculcado en el hogar, muchas veces, es lo que conlleva.
Los adolescentes buscan su lugar en el mundo, su vida social comienza a activarse, su círculo de amigos se amplía considerablemente, sus sentidos están al 100% y sus hormonos afloran por sus poros…
No obstante, hay ciertos comportamientos que suelen ser repetitivos, negativos y no entendemos porqué se producen en un hijo al que hemos procurado educar lo mejor posible, con amor y sacrificio, los cuáles incluso, en ocasiones, ni él mismo los comprende.
que hay detrás del comportamiento negativo de algunos adolescentes

Nos encontramos ante una clara llamada de atención.

Lo que sí generalmente es seguro, es que detrás hay una búsqueda de afecto, de comprensión, de paciencia y de ayuda de sus padres. A pesar de parecer todo lo contrario.

Dependen de nuestro amor incondicional sobre todo en estas situaciones difíciles.

Manejar estas situaciones no siempre es fácil. Depende nuestra respuesta ante su negativo comportamiento de muchos factores. En ocasiones puede que se muestre rebelde a la hora de hacer sus deberes y estudios, de ayudar en casa o que discuta con sus hermanos ante lo que hay que tomar unas medidas . Pero también pudiera ocurrir que haya faltado al respeto a algún profesor o a los propios padres, haya faltado a clases mintiéndonos  o la hora de llegar a casa la ha incumplido repetidas veces.
Corregirles es necesario hacerlo, pero ¿con castigos?, ¿amenazas?… a veces nos vemos enfrascados en discusiones eternas con ellos que no llegan a ninguna parte.
Entonces es cuando en estos momentos comienza a ponerse en juego nuestro papel verdadero de padres. Se hará patente si educamos con autoridad, con unas reglas familiares que las sabemos hacer cumplir o, en contra, nos sentimos desbordados en el primer asalto.
A su vez, se visualizará si tenemos habilidades emocionales para manejar las diversas situaciones.

Te recomiendo este artículo de mi blog en relación a este tema si aún no lo has leído: LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE DIOS: MODELO PARA LOS PADRES

Seamos hábiles para captar el dolor que sienten y sabios para poner las medidas necesarias ante los comportamientos negativos. Para tenderles nuestra mano y corazón con autoridad y dulzura.
Sin olvidar que Dios es el que nos puede regalar este discernimiento.
«Una respuesta suave calma el furor,

una palabra hiriente aumenta la ira»(Prov. 15,1)

Si te ha parecido interesante compártelo.
Y no te olvides suscribirte al blog para recibir más consejos en la educación de los adolescentes.
Un saludo y hasta pronto!!

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER
[irp]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad