beneficios del padre para el hijo
Educación en familia

Descubre los beneficios del padre para la felicidad del hijo

Los beneficios del padre para que el hijo llegue a madurar de un modo equilibrado, armónico y por tanto, más feliz, son inmensos.

En este artículo te expongo los beneficios principales que tras numerosos estudios, se han encontrado correlativos entre la figura del padre y el éxito del hijo.

 

La figura del padre, su presencia activa, es crucial para el hijo de cara a su maduración en todas sus dimensiones.

Se puede apreciar la huella de la educación que este ejerce desde incluso los primeros momentos de vida. A lo largo de su infancia se irá evidenciando cómo el padre ejerce una gran influencia en distintos aspectos de un modo distinto a como lo hará la madre: en sus preferencias, actitudes, intereses, formas de socializarse, su afectividad, su sexualidad. En general se apreciará en su forma de integrarse en la sociedad y vivir la vida.

Los rasgos que voy a exponer no quiere decir que si el hijo es criado sólo con la madre, no los pueda adquirir. Lo que sí que hay que considerar es que dada la diferencia en la naturaleza del varón y la mujer, sus características innatas en el hombre son más adecuadamente despertadas en el hijo varón o la hija. Este hijo necesitará una figura paterna como referente y que sea beneficiosa y un modelo positivo para este.

Su modo de relacionarse, de expresarse, de actuar, sentir… es diferente pero complementario con la madre.

Si el hijo no tiene algún modelo masculino bueno en su vida durante su crecimiento, su educación queda coja y por lo tanto esa carencia se reflejará de una manera u otra. Claro está que influyen otros aspectos como la forma de ser de la madre y del hijo, el tipo de vínculo que tengan y las relaciones del hijo con su entorno, familiares, amigos…

Le ayuda, por ejemplo,  a salir del apego materno que puede ser perjudicial en extremo.

Es el puente humano que une al hijo con la vida pública de compromiso y responsabilidad como nos recuerda el escritor Paul Josef Cordes.

Virtudes como la creatividad, la alegría, constancia, emprendimiento o la asertividad quedan fortalecidos en el hijo.

Virtudes como la fortaleza, la resiliencia, la capacidad de frustración, la aceptación de derrotas, la tolerancia y la tenacidad, quedarán presentes en el hijo.

La figura paterna positiva le reportará una gran estabilidad, serenidad, seguridad en sí mismo y gran autoestima.

Al sentirse amado y aceptado por el padre tal cual es, le supondrá un fuerte equilibrio afectivo y emocional.

Las palabras que un padre pueda dar a su hijo en un momento determinado pueden ser cruciales para éste (también negativamente).

Con palabras del escritor Meg Meeker, las palabras del padre:

Pueden llegar a encender en el hijo esa pasión que le ayudará a conseguir cualquier objetivo que se proponga»

Los resultados  de los estudios que realizó la psicóloga del desarrollo Susan Bernadette- Shapiro, mostraron que los hijos que han crecido con un adecuado vínculo con el padre mostraron de adultos mayores niveles de empatía.

El padre otroga seguridad mediante la autoridad  y los límites.

La cercanía paterna es índice de éxito en el niño 25 años más tarde. Kyle D. Pruett nos describe en su obra, que aunque a la edad de la adolescencia, principalmente, sea normal que intente probar sus fuerzas mediante una conducta que se rebela constantemente, es cuando más va a necesitar de la autoridad y los límites paternos para así afianzar su seguridad y clarificar sus objetivos que aún están por delimitarse.

A su vez, este psicólogo nos expone que aunque a la edad de la adolescencia, principalmente, sea normal que el hijo intente probar sus fuerzas mediante una conducta que se rebela constantemente, es cuando más va a necesitar al padre.

La autoridad y los límites paternos serán necesarios para afianzar su seguridad  y clarificar sus objetivos que aún están por delimitarse.

Tomás Melendo nos recuerda que el padre ha de ser modelo de justicia.

Será el empuje necesario para la realización de las tareas más difíciles. Cuántas veces ellos son los que animan a sus hijos a enfrentar esas dificultades como retos a conseguir. Y cuántas veces incluso lo hacen pareciéndonos a las madres peligroso quizás. Es símbolo de rectitud confundido erróneamente, en bastantes ocasiones, con autoritarismo.

De nuevo María Calvo Charro nos explica que el padre es capaz de frenar la actitud de superioridad que pueden mostrar los hijos adolescentes al querer ponerse por encima de los progenitores. Sobre todo será con la madre con la que se enfrenten más. Ante esto el padre es clave para saber mostrarle el papel a sus hijos en la escala jerárquica que debe haber en toda familia.

https://buscandorespuestasemet.com/padre-de-familia-aporta-a-hijos/

 

La familia, padre, madre e hijos es un equilibrio perfecto.

El hijo, fruto del amor de ambos padres, adquiere su madurez acogiendo de cada uno grandes beneficios que le enriquecen como persona, le capacitan para vivir más equilibradamente. Y sobre todo, le enseñarán a amar, haciendo las cosas por amor, construyendo así, entre todos, una sociedad más humana, más desprendida y más feliz.

Sin olvidar nunca que el mejor modelo que tenemos para aprender la belleza de una comunión de personas es la Sagrada Familia. Fundada en la fe, que sostiene nuestro sentido de la vida, en la esperanza, que nos mantiene despiertos, en movimiento y alegres. Y, sin olvidar, la caridad, el amor sublime que hace de la familia una roca fuerte y fecunda,  y un lugar lleno de paz y vida.

Hasta aquí en esta ocasión. Espero que te haya resultado de provecho y si es así, dalo a conocer, para que se revalorice el papel del padre con su verdadera masculinidad.

Como hemos visto, son muchas las razones (y otras tantas que se podrían citar) por las que debemos de ayudar al padre a encontrar su lugar en la familia.

“La primera necesidad… es que el padre esté presente en la familia. Que sea cercano a la esposa… y que sea cercano a los hijos en su crecimiento: cuando juegan y cuando tienen ocupaciones, cuando son despreocupados y cuando están angustiados…
Decir presente no es lo mismo que decir controlador. Porque los padres demasiado controladores anulan a los hijos, no los dejan crecer”.

Un buen padre sabe esperar y sabe perdonar desde el corazón…también corregir con firmeza: no es un padre débil, complaciente, sentimental: El padre que sabe corregir sin humillar es el mismo que sabe proteger sin guardar nada para sí”. (Papa Francisco)

Si te has quedado con ganas de completar y conocer muchos más de los beneficios del padre, desde aquí mismo hacerlo.

Un saludo, la Paz y hasta pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: