Ideología de género

Ideología de género: La dictadura del silencio.

La Ideología de género se ha convertido en una dictadura del silencio.

En una dictadura lo propio es introducir en la sociedad una ideología que todos asuman. En esta época es la del género. Pero se está pertrechando sutilmente.

Hay quienes incluso afirman que no existe la ideología de género para así desacreditar a los que la pretenden erradicar. En este artículo saldrás de dudas.

Puedes escuchar este artículo en mi programa de iVoox Educando con fe y razón.


Es una realidad que está haciendo estragos en la sociedad europea. También en América y, salvo Asia, Rusia y algún que otro país como Polonia que no la dejan entrar en sus países, el resto está siendo arrasado por sus postulados.

Alrededor de la ideología de género hay todo un amasijo de leyes que la protegen frente a cualquier intento de ir en su contra.

Se han blindado protegido por los políticos que también se han dejado vender a cambio de poder.

Pero aún se puede hacer mucho por echarla de nuestras vidas.

Características de una dictadura.

Según la  definición encontrada,  una dictadura es un sistema o régimen de gobierno mediante el cual una persona (o un grupo pequeño de éstas) gobierna de manera absoluta y arbitraria, sin ningún tipo de restricción a la hora de tomar decisiones.

  • No existe oposición de ningún tipo al poder dictatorial ( por censura, persecuciones…)
  • El uso de la propaganda es uno de los elementos más característicos de los sistemas dictatoriales, siendo los periódicos, la televisión y la radio, internet, música, cine, arte… para ir enviado mensajes controlados a la población.

Pero incluso podemos llegar a hablar de la ideología de género como un totalitarismo según su terminología:

El totalitarismo es un tipo particular de dictadura en el cual todas las expresiones culturales políticas y sociales se remiten a un líder, representante de un partido, cargado generalmente de fuertes ideas nacionalistas y un gran sesgo ideológico.

En la panorámica política observamos fácilmente, si nos detenemos a pensar, como estamos siendo manejados por sus intereses  a los que les conviene únicamente estar en el poder. Para ello, como sabes, necesitan votos, los de aquellos que confiados en que les van a dar la solución a sus problemas, los votamos en ocasiones ciegamente.

Pero en realidad no les interesa lo más mínimo nuestra vida.

La verdad es que a muchos, no les importa que tengas que esperar varios meses para que te operen porque ellos van a hospitales privados. Tampoco que tus hijos tengan pocos recursos escolares y falta de maestros, porque ellos los llevan a los «mejores colegios privados»… Pero menos aún les interesa si una mujer sufre pesadillas, ansiedad, depresión crónica e ideas suicidas tras abortar a su hijo. Ni que a un niño sometido a hormonas para cambiar (inutilmente pues su ADN siempre será del sexo biológico con el que ha nacido) su sexo real a otro fruto de la imaginación, le salga cáncer, tenga problemas cardíacos, esterilidad de por vida, desajustes hormonales, emocionales, psicológicos….

NO LES IMPORTA LO MÁS MÍNIMO.

La ideología de género lleva décadas introduciendose en nuestras vida. Sus objetivos son espeluznantes: un nuevo orden mundial. Suena a paranoia conspiranoica, que es precisamente ideas que ellos mismos (los dirigentes poderosos ) lanzan como forma de protección.

Unos cuantos personajes muy poderosos decidieron hace bastante tiempo destruir esta Europa que en su momento fue bastante fuerte y rica en cultura y valores humanos. Ahora, tras décadas de adoctrinar a la población para que voluntariamente decida no formar familias, no tener hijos, matarlos en su vientre, deshacerse de los ancianos, los enfermos

Cuando el cristianismo ha sido barrido de ciudades y la cristianofobia aumenta… vemos las consecuencias. Sociedades de individuos sin alma, tristes, depresivos. Los suicidios aumentan pero nosotros seguimos mirando para otro lado porque tan sólo nos interesa lo que nos han enseñado que es lo que nos da la felicidad: trabajar, ganar dinero, gastarlo en vicios y hobbies, y vivir extrasados.

Pero esto, ¿para qué?… hemos perdido hasta el sentido de nuestra existencia!!. Sin embargo, estamos tan alienados en nuestro pequeño mundo de confort, que ni queremos pensar, solo trabajamos un día, otro día y otro… y a disfrutar lo que se pueda que son dos días, no?

Esto es precisamente lo que quieren. Destruir al ser humano interiormente para que sea totalmente manejable y que no piense.

De esta manera, se le introduce en una espiral individualista egoísta en la que, evidentemente la familia, generadora de hijos, estorba, por lo que hay que destruirla y será la propia persona, sin presiones, la que opte por ese estilo de vida soltero y esteril, para poder vivir «más agusto».

Nos convierten en máquinas productivas para pagar impuestos al Estado, engordar sus arcas, esclavos del placer y sumisos.

No podemos vivir la vida viendo transcurrir los acontecimientos como si fuera una película que no va con nosotros y  luego quejarnos con el vecino de como está el país. Eso no sirve de nada!!

Verás, eso es precisamente lo que quieren que hagas los partidarios de la Ideología de género: No pensar, no enjuiciar, no denunciar, ni siquiera opinar. Es decir, que en definitiva NO HAGAS NADA.

De esta manera te conviertes en un fiel y sumiso súbdito. En un manejado y enajenado mental. Propio en una dictadura.

la ideología de género: la dictadura del silencio.

Es la dictadura del silencio. Mediante el miedo, las amenazas…

Cualquiera que diga que no está a favor de ese pensamiento adoctrinador en base a fantasías ficticias es considerado un incitador al odio. Decir, opinar, expresar otra manera de ver la vida, (la que supone equilibrio físico, psíquico, emocional y espiritual para la persona) está prohibido por esta dictadura del silencio.

Hablar del matrimonio natural como la base de la sociedad por ser donde «naturalmente» se engendra la vida… es ser homófobo.

Decir que el sexo no se puede cambiar por estar determinado cromosóticamente en nuestro ser varón o ser mujer… es transfóbo.

Si te niegas a considerar las nuevas familias «igual» a la natural formada por un hombre, mujer e hijos, eres un insensible, intolerante, ultraconservador…

Y como se te ocurra mencionar que debería la inmigración controlarse más porque están entrado violentos y radicales… eres un racista e islamofóbico.

A su vez, hay multas por ayudar a personas que quieren dejar de ser homosexuales (porque curiosamente no son felices con esa vida de «orgullo gay», cierres de páginas de Facebook, instagram, Canales de YouTube si no se amoldan a lo «establecido políticamente correcto»… Que te voy a contar, si hasta yo he tenido algunos episodios de enfrentamientos por que consideran que mis ideas cristianas atacan a las lesbianas.

Bueno, en España aún no hay cárcel, cosa que en otros países sí y hasta te pueden quitan a los hijos como en el Reino Unido recientemente.

En fín que nos quieren callar porque esto es la dictadura del silencio propia de lo que es la ideología de género.

¿Lo vamos a permitir?

Si quieres saber más sobre la Ideología de género, tener fundamentos según distintas disciplinas científicas sobre la verdad del ser humano, te lo explico en mi libro. Si además quieres saber cómo proteger a tus hijos de ella y tener una base cristiana, este es tu libro: Frente a la Ideología de género, educar en la libertad desde la infancia.

Comparte para que se conozca!! La unión hace la fuerza. Y no olvides rezar y mantenerte fiel y firme.

Manteneos, pues firmes y no os dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud. (Gal. 5,1b)

Un saludo y hasta pronto!!

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

 

4 Comments

  • Eva maria

    Muy buen artículo. Importante para interiorizar y tomar decisiones importantes en nuestra vida y luchar por lo que creemos. En definitiva eso es lo que nos hace personas coherentes con nuestros principios y nuestra fe.

    • Alicia Beatriz Montes Ferrer

      Hola Eva, gracias por tu aportación. Como muy bien dices, es lo que hace falta urgente hoy, tener claros los principios que sostienen nuestra vida y luchar por ellos. Un saludo y hasta pronto!!

  • Eugenio von Boeck

    considero que cada papa debe trasmitir sus valores desde el seno se su hogar, y quien trasmite todos sus valores en el hogar no tiene de uqe preocuparse ya cuando nuestros hijos o nietos integren una sociedad diversa y pluricultural, pluripensante, plurisencible, en donde todos somos diferentes.
    Ojo la mujer que no tiene o el hombre que se siente y se identifica plenamente como heterosexual, en ningun momento tiene temor a caeptar y a interactuar si se diese el caso con personas de diferentes orientaciones sexuales o de vida; cuando nos sentimos amenazanos o miedo a exteriorizar o sentimos riesgo de ser etiquetados con nuestro verdaddero yo es que acemos exterior la mayor animaversion contra alguien o grupos. las personas que son heterosexuales interactuan con calma y tranquilidad con todos los demas colectivos y opciones porque son plenas consigo mismas, en otros casos este odio o rechazo tambien se entiende como herencia de nuestros padres o abuelos o algun episodio adverso que emos tenido de manera individual o que nos han comentado y nosotros tontos utiles lo interiorizamos y exteriorizamos con rechazo.
    considero que debemos ser tolerantes con todos, creo que desde el momento que tenemos hijos, hijas, sobrinos, sobrinas, o ahijados debemos de pensar que el aspecto fisico constituye un 30 %, nuestras vivencia en familia y sociedad consolidara un 30%, y nuestra mente y alma un 40%, tenemos que abrir nuestros corazones y pensar que tenemos hijos y asi como hay casos que tienen relacion directa con las hormonas, hay otros casos que se dan por la construccion social y nuestro entorno vivencias, asi tambien otros casos hasta por perteneces a un grupo y tener aceptacion, existencasos que las personas eligen una forma de vida diversa porque en la forma tradicional fueran explotados por su marido o esposa, existio violencia spicologica, violencia fisica, violencia moral, y al final encuentran comprension en personas que realmente les valoran independiente de su sexo.
    no tratemos de entender la realidades de otros bajo nuestra realidad propia mesquina, ni siquiera podemos comprender lo que siente un discapacitado a menos que uno haya sido discapacitado por un periodo considerable, no podemos comprender nunca lo que siente una persona indigien con poca instruccion enfrentando una sociedad exigente acual si no hemos pasado por ello y el mundo afectivo, y animus de la vivencia y evolutiva individual nunca lo podra comprender nadie, cada ser biologico es unico como dice la biblia y mas alla del plano fisico el plano afectivo, y del mundo del pensamiento y espiritual no es cuetion de imposicion, dejemos a las personas ser libres.

    • Alicia Beatriz Montes Ferrer

      Estimado Eugenio: Sin duda tiene usted razón en gran parte de lo que aporta en su comentario. Son muchas las diferencias entre las personas, las vivencias de cada cual, sobre todo desde la infancia, pueden marcar nuestra vida hacia un sentido, un rumbo, o hacia otro. Es por ello por lo que a los niños se les ha de acompañar en una verdadera educación sexual y afectiva. De esta manera serán fuertes afectivamente, crecerán armónicamente, con valores que les ayuden al autocontrol y el amor verdadero.
      La identidad sexual no depende de las construcciones sociales, de las percepciones subjetivas propias. Enseñar a los hijos esto es engañarles.
      La convivencia, las relaciones, la diversidad sexual… se ha de procurar favorecer en la medida del respeto y amor al prójimo. Sin embargo, la dictadura del silencio de la que trata el artículo, se refiere al error de callar ante la educación obligatoria en los centros escolares de los niños en una visión alejada de la realidad y verdad biológica. Los cristianos no debemos dejarnos llevar por esta mentalidad que en favor de una libertad mal entendida, enseña libertinaje que lleva a engaños y esclavitudes.
      Los cristianos estamos llamados a amar a todos, independientemente del sexo y demás diferencias, pero no amamos la mentira sino que defendemos la VERDAD.
      Muchas gracias por su aportación.
      Un saludo:
      Alicia Beatriz Montes Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *