Respuesta cristiana a la ideología de género
Dignidad de la vida,  Educación en familia,  Ideología de género

Los cristianos ante la ideología de género

¿Los cristianos qué decimos ante la ideología de género? ¿Cuál podría ser la respuesta cristiana?

 Lo primero que considero deberíamos tener en cuenta son estas palabras del Santo Padre S. Juán Pablo II:

“…La Iglesia rechaza “etiquetar” de manera seductiva a la persona exclusivamente a partir de su orientación sexual: antes de ser “heterosexual”, todo hombre es creatura y, por gracia, Hijo de Dios, y heredero de la vida eterna…”  (Teología del cuerpo de S. Juán Pablo II de 1979).

También estas palabras extraidas de la Carta del obispo de Sherwsbury (Reino Unido) Mark Davies, Octubre del 2016. En ella se dirigía a los educadores católicos advirtiéndoles  sobre la ideología de género .

“…Los católicos tenemos el deber de aceptar a las personas que puedan estar experimentando dificultad para identificar su sexo biológico”.

Es importante saber distinguir entre lo que es la persona, su identidad sexual objetiva y lo que es aquello que la persona hace, dice o piensa subjetivamente.

Todas las personas de esta gran familia que es la humanidad, estamos llamados a aceptarnos y respetarnos. Todas gozamos de una valía y dignidad irremplazables.

Sin embargo esta aceptación no indica que hemos de comulgar con la manera de ver la vida, de educar o de expresar la sexualidad de otras culturas, razas o minorías.

INTOLERANCIA, DISCRIMINACIÓN, RACISMO, XENOFOBIA…

Uno de los ataques más comunes que sufren los cristianos que no compartimos esta visión ideológica, es que somos intolerantes con aquellos que son «diferentes». Sostienen que la Iglesia ataca a los homosexuales, transexuales y demás diversidades genéricas sexuales… Dicen que los insultamos, rechazamos… que somos racistas, xenófobos…

Sin embargo la realidad es bien distinta.

Cualquiera que no esté a favor, y lo exprese, de los postulados de la ideología de género, es atacado, no solo de un modo verbal, si no también, y no en pocas ocasiones, físicamente.

Cada vez es más la cristianofobia en toda Europa. En España, sobre todo en vísperas del 8M, viene siendo habitual pintadas, enfrentamientos, insultos, actos vandálicos…

¿Dónde está ese respeto que piden cuando se introducen en las Iglesias y lugares sagrados para los cristianos, a burlarse y destruir indiscriminadamente?. Ellos, ellas y elles…. están protegidos por las leyes y de las que se aprovechan para campar a sus anchas.

ADOLESCENTES Y PORNOGRAFÍA

 

Sin embargo, salvo algún caso aislado, esta no es la respuesta de los cristianos.

Los cristianos estamos llamados a responder con Amor. El amor que proviene de Dios.

Él, en la persona de Cristo nos enseñó a amar a los débiles, enfermos, despreciados por la sociedad… a no rechazar a nadie.

Pero esto no significa aceptar algo que destruye la naturaleza humana y que rechaza a Dios como creador.

Los cristianos no rechazamos al homosexual. Sí las relaciones sexuales de los homosexuales.

Porque la sexualidad no es algo con lo que se pueda jugar, es sagrada y tiene un sentido profundo que se enseña en la Iglesia. De hecho, hay homosexuales cristianos practicantes y que rechazan la ideología de género. Aquí puedes saber más.

La ideología de género es atea, pues rompe con la sexualidad de la persona creada así por Dios y nos muestra el amor cuyo sentido real es entrega y donación incondicional, como simple genitalidad, placer y deseo.

La ideología de género, es incompatible con los cristianos.

Aquellos que afirmando que lo son, la aceptan, tergiversan conciente o inconscientemente la Verdad que sostiene nuestra fe y de la que  nos sentimos orgullosos.

Los cristianos no apoyamos las leyes de la ideología de género porque son portadoras de una cultura de muerte y destrucción de la familia natural.

En las escuelas están adoctrinando a los niños aplastando el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus creencias y valores.

Las consecuencias son horribles para estos pequeños que están comenzando a formarse como personas. Échale un vistazo a este vídeo para conocerlas.

Se enseña la transexualidad en niños como algo divertido, y claro, ellos que son inocentes, no tienen en cuenta las repercusiones y lo ven como una moda o un juego.

El feminismo de género está mostrando a los niños que vivimos en una sociedad machista donde el hombre es violento por su naturaleza. Hay cada vez más jóvenes que odian a los chicos y esto debido a este adoctrinamiento. Sin embargo, la realidad es otra. Precisamente España es uno de los países menos machistas del mundo. Además, la violencia no tiene género y no se erradica tal y como estas leyes pretenden. ¿Quieres saber como acabar verdaderamente con la violencia de género?, aquí te lo cuento.

A su vez, la introducción del matrimonio homosexual equiparado al natural, es algo radicalmente contrario al sacramento del matrimonio entre un varón y una mujer.

Respetar a los demás, cada uno con sus circunstancias personales, no implica que todos tengan que aceptar que eso sea lo correcto ni que todos tengan que amoldarse a ellos.

Pongamos rampas en todas las escuelas y sillas con ruedas en sus patas para que los minusválidos no se sientan discriminados. O que editen todos los libros con letra braille para que los ciegos no se sientan discriminados… Como comprenderás, esto no se soluciona así.

Enseñar a todos los alumnos la diversidad de familias que existen, no debería implicar que todas sean aceptadas como buenas. Una familia destruida por un divorcio, es una realidad, pero no es lo ideal para el desarrollo correcto de un hijo. Ni tampoco un modelo que se le debe exponer a un niño para que lo elija si desea. Esto es lo que se hace con las familias de homosexuales, lesbianas, familias de género fluido... y un sin fin de diversidades familiares que se explican en clase.

Respeto por ellos, sí, pero la familia para los cristianos es algo muy distinto.

Las leyes de salud sexual y reproductivas tampoco las aceptamos los cristianos.

Su objetivo, con un lenguaje manipulado, es aumentar el número de abortos, enseñar a los adolescentes como evitar los embarazos como si la maternidad fuese un mal a evitar. Para ello no dudan en repartir preservativos y enseñarles métodos anticonceptivos con la excusa de evitar el contagio de las ETS. Pero la realidad es que no están disminuyendo las enfermedades de transmisión sexual pues, al contrario, están aumentando. Esto es porque se les invita a tener relaciones sexuales con edades cada vez más tempranas. Esto lleva a la promiscuidad y a una vida sexual desordenada e irresponsable.

Claro está que para los cristianos la sexualidad, el sexo, tiene otro sentido que no tiene nada que ver con los juegos eróticos que se les enseña a los niños en las escuelas.

Si quieres ampliar información para conocer cómo se está llevando a cabo esta visión del sexo en los niños y sus consecuencias, puedes hacerlo aquí.

Para los cristianos la sexualidad es algo que integra a toda la persona en todas sus dimensiones y el sexo no se puede separar del amor. Pero el amor bajo una perspectiva distinta a la que enseña la ideología de género.

Tampoco la ley de violencia de género la apoyamos los cristianos.

Su objetivo es destruir la familia, al hombre, al padre… Tan sólo defiende a la mujer en una relación sentimental. El resto de personas no gozan de sus muchos privilegios gracias a las inmensas subvenciones que reciben las feministas del género que controlan estas ayudas mediante infinidad de gabinetes, asociaciones y demás.

Y por supuesto defendemos la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Por lo que nunca apoyaremos la eutanasia y sí los cuidados paliativos para acompañar y ayudar al enfermo con amor a morir con la verdadera dignidad que merece.

Nuestra «fe» no la alimentan los políticos ni sus políticas.

Los cristianos somos realmente conscientes, porque así lo experimentamos, que los valores que defiende la Iglesia, son los que, universalmente, enriquecen, maduran, sostienen y dan felicidad, a las personas. Es por ello, por lo que hemos de darlos a conocer, defendiéndolos ante tantas amenazas y mentiras que los quieren apartar de la sociedad.

La ideología de género se ha ido imponiendo como una dictadura de una forma sutil y silenciosa de muy diversas maneras. Los cristianos nos hemos visto desbordados pues incluso dentro de la Iglesia está metido este pensamiento.

Y aunque por desgracia hay laicos, sacerdotes, religiosos… que aceptan algunas de sus ideas, esto no quiere decir que la Iglesia deba de asumirlas.

Hay cosas que no benefician a la sociedad ni son buenas para la madurez de las personas. La ideología de género no aporta ningún valor enriquecedor. Más bien destruye vidas, deja a jóvenes sin sentido, vacíos, hartos de probar nuevas experiencias que les van robando su alma.

La ideología de género tiene muchos rasgos que fácilmente se puede identificar con el satinismo. Es más, detrás de ella está la masonería, secta cuyo objetivo es destruir la cristiandad.

La respuesta de los cristianos a la ideología de género:

Esta frase del Evangelio según San Lucas puede ayudar a introducir la respuesta de los cristianos:

«Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada a cambio«

Hay un documento que resume la respuesta de la Iglesia católica hacia la Ideología de género y que todo cristiano, sobre todo los padres,  debería de tener en cuenta sin malinterpretar su contenido: Varón y mujer los creó.

En la vida, ante las diversas situaciones que te rodean, puedes optar por tener 3 actitudes:

  1. Quedarte mirando cómo transcurren los acontecimientos a tu alrededor y se va introduciendo la ideología de género sutilmente.

Te quedas impasible independientemente de que te gusten o no. Es decir, se podría decir tener una actitud pasota, centrada en lo tuyo, indiferente… Es un pensamiento que también puede ir acompañado de una falta de conocimiento verdadero, de un cierto temor a ser rechazado si expresas lo que piensas o señalado.

O incluso el considerar que como ya tienes demasiados problemas en tu vida, para qué liarte más si lo que tu quieres es estar tranquilo.

Por supuesto, sin olvidar la postura propia del «vive y deja vivir» mientras no se metan en lo tuyo… (sin embargo gran parte de las cosas que ocurren a nuestro alrededor nos afectan de una manera u otra y mucho más esta ideología).

      2. También está la actitud cristiana de: «tan sólo con la oración se puede cambiar el mundo».

No, la verdad es  que tan sólo así no se puede. La  ideologia de género necesita personas activas para echarla.

Y no digo yo que la oración no sea, sin ningún lugar a dudas, lo primerísimo que debemos hacer los cristianos: rezar por este mundo. (En  este vídeo te explico 5 cosas muy interesates sobre la oración.)

No podemos decir, por ejemplo: «Señor, dame fortaleza para atender mi hogar » y luego sentarte a esperar que el salón se limpie solo…

Las palabras clave de la encíclica «Mater et Magistra» del Papa Juán XXIII para enteder la postura cristiana que hemos de tener, son:

Comunidad y socialización: la Iglesia está llamada a colaborar con todos los hombres en la Verdad, en la justicia y en el amor, para construir una auténtica comunión.

Y la Iglesia somos todos los cristianos. Por lo tanto, estamos llamados a construir comunión.

la ideología de género: la dictadura del silencio.

Pero esto no será posible si nos encerramos en nuestro mundo sin involucrarnos en defender la Verdad, denunciando los actos injustos contra inocentes abortados, contra cristianos perseguidos y asesinados. Si no somos capaces de dar la cara por comunicar el auténtico amor del Evangelio, poco de cristianos tenemos entonces.

Por lo dicho ya tan sólo queda esta última opción:

     3.  Levantarte y movilizarte ante las injusticias que promueve la ideología de género.

Todos tenemos el deber de hacer un mundo donde prevalezca el Bien, donde se ensalce la Belleza y donde se pueda vivir con relaciones entre todos de respeto y amistad profunda.

Ya lo decía el Papa Francisco no hace mucho, a un grupo de jóvenes, explicándoles en un encuentro en Latinoamérica el modo en el que el cristiano puede y debe participar en la vida política.

Como un servicio promoviendo el bien común, para todos (no de unos pocos como hacen las leyes LGTBI) así como la unidad.

Y digo TODOS porque me da la impresión de que hay una gran número de personas que viven la vida como si estuvieran viendo una película.

Acomodados en su sofá (en sus rutinas diarias del trabajo, la familia, los hobbies…) se quedan impasibles observando como unos, los que están en el poder político, imponen unas medidas que aplastan las libertades del resto. Que abusan del dinero público sin escrúpulos para sus fiestas y lujos, se inmiscuyen en la vida privada de la familia diciendo como hay que educar a los hijos. Que nos dicen hasta como hay que hablar y escribir a todos, todas y todes los hombres, mujeres y gran infinita diversidad de géneros que cada uno quiera ponerse sobre su persona según sienta… Nos quitan nuestra libertad y nos van manejando para sus intereses egoístas.

No podemos permitir que sigan adoctrinando con inventos sin base científica sobre la identidad sexual de la persona.

Sí, son inventos, ideas, no es la realidad. La transexualidad, la homosexualidad… no se elige, no se puede cambiar la naturaleza humana. Es una gran mentira.

Ni tampoco es lo natural sentir inclinación sexual hacia el mismo sexo. Estamos creados para que nos atraiga el contrario. Es pura naturaleza. (Sin entrar en que hay casos reales pero son mínimos y es tratado de un modo distinto a como se pretende).

“No hay que ignorar que «el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar”. (Papa Francisco La Exhortación Apostólica postsinodal Amoris Laetitia, del 2016.)

 

Hay cada vez más personas, aunque no se visibilice tan fácilmente  (porque los medios de comunicación censuran), que luchan cada día por evitar eso… Asociaciones, padres, organizaciones…

Somos muchos los que deseamos ver como crecen felices nuestros hijos. Para eso hemos de defenderlos de manipulaciones.

Muchos estamos cansados de políticos  corruptos que nos mienten.

Sí, nos mienten constantemente con frases y palabras inventadas, embaucadoras, con un doble sentido, que se tienen aprendidas y  si no estamos atentos, ni nos percatamos.

Y esto nos puede ocurrir porque quizás, vivimos encerrados en nuestro mundo, preocupados por lo nuestro y tan solo conocemos una parte manipulada de la realidad. Lo que sale en la televisión, por ejemplo, totalmente comprada para difundir la perspectiva de la ideología de género, o lo que oyes por ahí. (Por cierto George Soros es dueño de la empresa Prisa, al que pertenece, por ejemplo, el canal de tv La Sexta).

Sin embargo hay mucho que se puede hacer por combatir la dictadura de la ideología de género.

Es cierto que todo no podemos arreglarlo, no está ni estará en nuestras manos el cambiarlo.

Hemos de hacer igual que las hormiguitas que trabajan sin tregua y sigilosamente hasta lograr su objetivo: mantener y defender su colonia.

Hay muchos motivos por los que esforzarse por dejar a la siguiente generación un país libre, no sometido a dictaduras totalitarias.

Entre todos podemos hacer mucho!

No olvides que somos un instrumento del Señor para mostrar la Verdad que nos lleva a la auténtica vida feliz y en libertad.

Cada uno dentro de sus posibilidades, en su entorno… tenemos el deber de trabajar por el bien de nuestro mundo.

NO TE RINDAS NUNCA!!

 

Si quieres saber más sobre la Ideología de género, tener fundamentos según distintas disciplinas científicas sobre la verdad del ser humano, te lo explico en mi libro. Si además quieres saber cómo proteger a tus hijos de ella y tener una base cristiana, este es tu libro: Frente a la Ideología de género, educar en la libertad desde la infancia.

Comparte para que se conozca!! La unión hace la fuerza. Y no olvides rezar y mantenerte fiel y firme.

Manteneos, pues firmes y no os dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud. (Gal. 5,1b)

Un saludo, la paz y hasta  muy pronto!!

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *