Shemá Israel. Amar a Dios
Amor,  Educación en familia,  Mi clase de religión católica,  Reflexiones sobre la vida

Shemá Israel. El primer mandamiento.

 

Shemá Israel. El primer mandamiento.

«Amarás a Dios sobre todas las cosas» es el mandamiento principal que nos enseñan las Sagradas Escrituras. (Dt 6,5) Esta oración también es conocido como Shemá Israel.

Pero antes de explicarte en qué consiste este mandamiento es importante detenernos en saber por qué o mejor dicho, para qué tenemos que cumplir los mandamientos.

Los 10 mandamientos se pueden resumir en estos dos:

“Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas y amarás al prójimo como a ti mismo”.

¿Se puede amar a Dios sobre todas las cosas?

No consiste simplemente en decir amo a Dios.  Es vivir cada segundo de nuestra vida amando a Dios.

Se dice que es el mandamiento principal porque si cumples éste ya tienes cumplidos todos los demás.

Tal y como ya vimos en clases anteriores, Dios nos ha creado por puro amor. Venimos de Él, es nuestro origen y fin, y hacia Él vamos.

Nuestra vida tiene un sentido trascendente y tan sólo descansaremos felices cuando estemos junto a Él en el cielo.

¿Por qué debemos amar a Dios?

Cuando alguien te ama lo normal es corresponderle a ese amor. Como Dios te ha amado a ti primero tu respuesta a ese amor hacia ti debería ser amarlo a Él también. Esa respuesta es nuestra fe

Dios es nuestro Padre, ¿Qué crees qué puede querer un padre para sus hijos? Lo mejor, ¿verdad?

Eso mismo quiere Dios: regalarnos la mejor vida. Por esto nos indica el modo de vivir maravillosamente para que alcancemos esa felicidad que deseamos.

Y precisamente esto lo hace por medio de los mandamientos. Amarlo a Él es el máximo de felicidad.  Porque nada ni nadie en este mundo nos puede llenar más que su amor.

¿Qué es amar a Dios sobre todas las cosas?

Amar a Dios es confiar en El. ¿A que tú confías en tus amigos a los que amas?

Amar a Dios es no dudar de Él y tener siempre esperanza en Él, aunque haya ocasiones que te de la impresión que no está a tu lado.

Significa que todo lo que hagas tendrá a Dios como lo primero.

Amar a Dios es amar al prójimo

Por ejemplo, ante una discusión, has de procurar poner paz en lugar de pelear porque amar a Dios es amar al prójimo. Y el prójimo son todas las demás personas, incluso también las que no te caen bien, te molestan… tus enemigos.

Jesús murió en la cruz, amando y perdonando a sus enemigos que le habían crucificado. Eso es amar al prójimo. Amar al que te crucifica, al que te hace sufrir.

Si no lo hacemos, nuestro corazón estará lleno de amargura, de odio… y así es imposible alcanzar la felicidad.

A Dios lo amamos amando a los demás y esto supone desearles el bien, perdonarles, ayudarles en lo necesario, estar dispuestos a dar nuestro tiempo por ellos.

Para amar a Dios sobre todas las cosas se han de vencer muchos obstáculos y muchos pecados.

La pereza, por ejemplo, aparece muchas veces apartándonos de Dios. Nos puede constar trabajo dejar de ver la televisión, el ordenador o descansar en el sofá, para ayudar en casa a los padres o hermanos, a la esposa. También por pereza hay quienes no van a misa o no rezan.

Poner a Dios lo primero significa que es lo más importante en tu vida.

Si vas a pasar el domingo fuera de casa con amigos o la familia, se puede organizar ir a misa el sábado por la noche o el domingo temprano. O si te han invitado a un cumpleaños, pero tienes que ayudar a tu abuela o a tu madre a comprar, amar a Dios es amar a tu abuela o a tu madre, que necesita ayuda y, quizás por esto tengas que llegar tarde al cumple o incluso no ir.

Es decir, que todo lo que hagas sea según la voluntad de Dios, porque como te he explicado, esa es la forma que te indica como ser muy feliz y vivir con paz interior siempre.

SHEMÁ ISRAEL – AMAR A DIOS

Desde tiempos anteriores a Jesucristo, los judíos del pueblo de Israel, recitaban a sus hijos este principal mandamiento: el Shemá. 

Shemá Israel,

Adonai Elohenu,

Adonai Ehad

Escucha Israel,

El Señor es nuestro Dios,

el Señor es Uno.

Es una palabra hebrea que significa “Escucha”. Para amar a Dios primero hemos de escuchar qué es lo que nos enseña. Y en demasiadas ocasiones estamos tan metidos en nuestras cosas y rodeados de tanto ruido, que nos olvidamos de escucharle a Él.

Actualmente la siguen rezando. Es una forma de transmitirles la fe y el amor a Dios a sus hijos.

Es una oración preciosa que nos enseña este mandamiento principal que les fue dado a los israelitas por medio de Moisés en las tablas de la Ley.

Jesucristo vino a dar cumplimiento a esta Ley de Moisés, enseñándonos que amar a Dios es amar al prójimo.

Puedes escuchar aquí una versión cantada de la oración Shemá Israel .

Un saludo, la Paz y hasta muy pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.