La identidad de la persona. Naturalez o construcción social
Amor,  Educación en familia

¿Quieres amar? conoce los 12 tipos de amor que hay.

Antes de hablar de los 12 tipos de amor, hemos de tener bien claro a qué nos referimos.

Para ello te aconsejo que le eches un vistazo a esta publicación donde te expongo a grandes rasgos qué es amor y con qué definición prefiero quedarme. Puedes leerlo desde aquí mismo.

Como te comento en esa otra entrada del blog, me voy a centrar en lo que Karol Wojtyla, en su libro “Amor y responsabilidad” nos expone.

Conoce los 12 tipos de amor que hay:

1. Amor como benevolencia.

Es el que busca el bien del otro. Es el amor más pleno y más puro y que se da en el resto de amores si hablamos del amor verdadero, es decir, si busca realmente el bien del otro, no así mismo.

Karol Wojtyla nos dirá que en este caso se trataría de un amor aparente, falso.

2. Amor como concupiscencia.

Es llamado así desde los filósofos clásicos para referirse al amor cuando aparece el otro como objeto de deseo.

El deseo no es algo malo, también forma parte del amor, bien como atracción hacia otra persona, bien como impulso sexual entre hombre y mujer.

El problema estaría cuando, como señala Karol Wojtyla este amor se usa en una relación de carácter utilitario.


En este artículo te explico el utilitarismo en el amor.


Sin embargo, nos indica, que si se trata de un deseo dirigido hacia la otra persona que se le ve como un bien, se busca su bien, entonces pordríamos decir que el deseo es bueno por lo que se une al amor benévolo.

3. Amor personal.

Es el amor propio hacia uno mismo, necesario para amarse así mismo, aceptarse cada uno como es.

Un adolescente que no haya aprendido a quererse, aceptarse con sus errores y limitaciones, su propia identidad personal, puede comenzar a manifestar problemas de conducta.

Pero no hay que confundirlo con el amor egoísta y narcisista de creerse mejor y por encima de los demás.

4. Como atracción de amistad.

Aquí entrarían en juego el entendimiento y la voluntad como veremos. Si no sabes exactamente para qué sirve la voluntad échale un vistazo a este breve artículo.

Este amor surge por una atracción que se ha generado con un primer contacto entre personas.

En realidad, todo tipo de amor hacia otra persona tiene como ingrediente inicial la atracción.

Ésta suele surgir inesperadamente, es espontánea y que a diferencia del amor, suele ir acompañada de una ilusión que puede alejar de la percepción objetiva.

Lo que atrae, según este autor ya mencionado, han de ser los valores de toda la persona, no lo superficial.

Pero estos sentimientos iniciales no se pueden llamar aún amor.

Para poder llegar a un amor de amistad se ha de querer buscar el bien para esa persona.

Para ello se hace necesaria la voluntad dirigida hacia ese fin, se elige el aumentar este sentimiento y para ello se ha de aprender a mantener y cuidar esa amistad.

Esto incluye un esfuerzo también en los momentos menos agradables, cuando tengamos que sacrificar algo, ayudar al otro…

Por lo tanto, los sentimientos y la afectividad son piezas claves en este amor.

Tampoco  podemos olvidar que entra en juego el compromiso de la voluntad dirigido hacia el bien de ese amigo.

Con un amigo hay un compromiso y unos valores como son la lealtad, el perdón, la empatía  y el respeto, entre otros, que ayudan a enriquecer esa relación.

Es bueno aprovechar las ocasiones de los chicos en las que han tenido alguna discusión o altercado con un amigo para hablarles de estos valores.Por lo tanto, podríamos decir que esa primera sensación de bienestar que puede sentir un chico al estar con una chica, no es amor.

Ese hormigueo en el estómago, el corazón acelerado… no es amor.

Es una primera atracción, un sentimiento de simpatía, pero que puede dirigirse hacia una amistad o hacia quizás, algo más profundo en un futuro…

No se debe confundir amistad con amor de pareja aunque sí que es cierto que se comienza con una amistad.

5. El amor platónico o romántico.

Es aquel que se idealiza y que no abarca el deseo sexual.

En el lenguaje coloquial se menciona al amor platónico como el sentimiento romántico que se tiene por una persona que, por algún motivo, resulta inalcanzable. Por lo tanto, dicho amor no puede incluir un vínculo sexual.

6. Amor de Dios.

Podemos resumir este amor con el principal mandamiento :
“Amarás al Señor tú Dios con todo el corazón con toda el alma y con todas las fuerzas y al prójimo como a ti mismo”.

S. Agustín de Hipona nos diría: ama a Dios y haz lo que quieras.

“Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.

Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos”.
 

Quieres amar. Conoce los 12 tipos de amores que hay

 

Debido a que este tipo de amor daría para escribir largo y tendido  y no tendría fin, me limitaré a exponer este párrafo que creo muestra bastante bien la grandeza del contenido que encierra el amor divino. En otros artículos iré añadiendo más.

Si a un adolescente se le ha enseñado y mostrado con hechos en su vida y en la de los demás, este amor de Dios, podremos estar seguros de que tenemos ya mucho camino andado en la educación del amor y la afectividad.


También te puede interesar este artículo: La inteligencia emocional de Dios: una ayuda para los padres.


7. Amor al enemigo.

Pero…¿se puede amar al enemigo? ¿Acaso es un tipo de amor también?. Este amor tendría que haberlo incluido en el amor cristiano, pues sin duda, la única religión de las grandes que hay, que enseña el amor al enemigo, es la cristiana.
¿No murió Cristo en la cruz amando (y sufriendo) por sus enemigos?. Así que sí que hay un amor al enemigo.
Fuera de aquí, sin la fuerza que da el Espíritu Santo, resulta muy difícil amar a la otra persona cuando no es tan agradable, simpática, servicial… como a ti te gustaría.

Quizás a muchos os resulte un disparate esto de amar al enemigo, al que te destruye y te hace mal.Sin embargo, ahí radica la fuerza del amor puro, en amar incluso cuando te hacen daño, en perdonar y comenzar de nuevo.

8. El filial.

Este es el amor propio que podemos hallar en una familia entre los padres y los hijos. Sin duda es la mayor escuela de amor que un hijo pueda recibir.

El amor es totalmente desinteresado, es gratuito, libre, que busca y ama al otro por quién es.

El que sienten unos padres hacia sus hijos es algo tan profundo que no se puede expresar con palabras. Así mismo, esa unión que los hijos encuentran con sus padres a los que aman, no se puede asemejar a nada.

9. Amor entre hermanos.

Tener hermanos es lo mejor que le puede pasar a un chico, ¡se aprenden tantos valores!
Te hace constantemente salir del propio egoísmo y la comodidad y cuantos más hermanos, más y más…
Se ha de compartir el dormitorio, el escritorio, la ropa, el cuarto de baño, la comida… hasta el amor de los padres.
Pero sobre todo, con los hermanos aprendes a perdonar y aceptar aquello que no te gusta.
Debido simplemente porque le amas, aprendes a salir de ti mismo, a ponerte en el lugar del otro…tan sólo trae beneficios.

10. El familiar.

Este incluye el filial y esponsal pero que se extiende a todos los familiares de papá y mamá.
A los abuelos, ¡es tan necesario e importante, contiene tantos valores y sabiduría! Los titos y primos, aportan tanta felicidad… que buenos momentos se pueden pasar cuando hay amor en una familia.
La familia nuclear, padres e hijos, son el sostén de la sociedad, ya lo decía el Santo Padre S. Juán Pablo II en tantas ocasiones.
El amor que surge de ella irradia felicidad allá por donde va.

La sociedad necesita de la familia para no caer en un conglomerado de individuos y estructuras impersonales y vacías de sentido.

Quieres amar. Conoce los 12 tipos de amores que hay

11. El esponsal.

Este sería el amor sublime en toda relación de un hombre y una mujer.

En él se pone de manifiesto el de atracción, de amistad, de benevolencia, de concupiscencia, el amor cristiano… y sin duda, ese querer el bien del otro en cuanto otro, que nos refería Aristóteles.
Amar en las circunstancias que dan alegrías, en los momentos románticos y apasionados…eso es fantástico pero demasiado fácil.
Esto se complica cuando te cruzas recién levantado por el pasillo de tu casa a esa persona a la que diste el “si quiero” que incluye todos los días hasta que la muerte os  separe. En lo bueno y lo malo, las alegrías y las penas…
Ese o esa que ya a penas reconoces cuando llega del trabajo y se tumba en el sofá sin apenas saludar. Cuando no te tiene tan en cuenta como debiera, cuando no tiene una palabra de aliento, de cariño o cuando te habla sólo para echarte la culpa de algo…
Hay tantos momentos difíciles… ahí ¿Le puedes amar también así?.

Ese es el  verdadero, el  que se perdona todo y que juntos emprenden el vuelo una y otra vez, salvando los contratiempos, sin desesperar y dirigiéndose hacia el más allá, para siempre.

12. Amor divino.

En una relación entre un hombre y una mujer hay una donación mutua de.
Pero en una relación entre una persona y Dios, hay una donación de ésta hacia lo que es el Amor, origen y fin de nuestra existencia.
Es una entrega del ser por completo a Dios, para amar por medio del servicio y la oración, a todas las demás personas. Aquí tendríamos por ejemplo a los hombres religiosos, ordenados al ministerio sacerdotal, religiosas, laicos consagrados… ¡¡¡Maravilloso!!!
Y ya hemos llegado al final de este gran artículo.
Te he hecho una clasificación de los distintos tipos de amores que podremos ir analizando poco a poco en otras entradas. Espero que te haya resultado interesante y de provecho.
Todos estos amores son importantes conocerlos para saber diferenciar en cada momento y en cada etapa y circunstancia de la vida, donde nos encontramos.

Sobre todo, no olvides que la vida, toda ella, es una verdadera escuela de amor si tenemos en cuenta que todos nosotros estamos llamados a amar al otro en cuanto otro.

Y esto es lo que debemos de enseñar a nuestros niños y adolescentes para que no anden desorientados por la vida.

¿Se te ocurre a ti otros tipos de amores?

Puedes compartir tu opinión dejando un comentario que nos puede ser útil a todos.

No dejes de ver el vídeo en mi canal de YouTube Educando con fe y razón. Suscríbete para no perderte ninguno.

No te vayas sin echarle un vistazo a mi fantástico e imprescindible libro. Un completo manual para todos los que nos preocupamos por la educación de los niños para que crezcan libres y sin caer en los engaños de la IDEOLOGÍA DE GÉNERO.

Pincha en la imagen para leer el resumen.

Frente a la ideología de género, educar en la libertad desde la infancia.

 

Si te ha parecido interesante y te ha ayudado, compártelo.

Y no te olvides SUSCRIBIRTE AL BLOG si aún no lo has hecho.

¡Feliz día y no olvides amar hoy un poquito más a los demás!

Un saludo, la Paz y hasta muy pronto!!!.

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.