huelga feminista 8M
Amor,  Sexualidad

Placer ¿Libertad o esclavitud? Parte I.

Descargar Podcast

¿Qué es el placer? ¿Sentir placer te da más libertad o te somete a esclavitud?.

Placer, libertad y esclavitud son tres palabras cuyos significados son complicados de exponer por estar sometidos a la subjetividad del punto de vista personal. Cada persona le dará un significado u otro según su parecer.

¿No existe, según esto, una definición objetiva? ¿Una verdad universalmente válida para todos?

En primer lugar dejaremos claro que supone la esclavitud para así saber si el placer esclaviza o da más libertad.

¿Qué es la esclavitud?

Estar esclavo vendría a ser como la falta de libertad tanto interna como externa por estar sometido al dominio o presión, quedando la propia voluntad anulada, limitada o manipulada en pos del mandato o deseo, implícito o no, de algo o alguien.

Es decir, que ser esclavo es tener la voluntad dominada por algo o alguien.

Podemos hallar muchos tipos de esclavitudes:

  • El miedo: Miedo al compromiso del matrimonio, miedo a sufrir por los hijos, miedo a no dar la talla…
  • Las limitaciones. Tal podría ser el ejemplo de la ignorancia. Cuando no sabes toda la verdad de algo, su realidad, sólo puedes hacer aquello que conoces por ese conocimiento quizás no sea el verdadero, lo mejor. O la limitación por la incapacidad de ser generoso con los demás, de compartir…
  • El «Ego»: Incluso podemos ser esclavos de nosotros mismos, de nuestro “yo”: Lo que quiero, lo que me gusta, lo que me apetece, lo que me da placer… Sin ser capaces de salir de ese mundo egocéntrico y egoista.

¿Qué es el placer?

qué es el placer? ¿Libertad o esclavitud?
Placer nos pueden dar muchas cosas, pero nos hace más libre o nos esclaviza?

 

Placer pueden darnos muchas cosas: leer un buen libro, tener una buena conversación, navegar en barco saboreando la brisa marina… Se generan unas sensaciones agradables que nos reconfortan. No aportan ningún mal si no se hace en exceso…

Pero también está el placer sexual y este es el que vamos a analizar por ser el que más controversia provoca, en base a una concepción equivocada de la libertad.

¿El placer sexual puede llevar a la esclavitud?

El problema de origen, según la socióloga Gabriele Kuby, radica en querer hacer de la libertad un valor absoluto, cuyo origen lo encontraríamos desde la Ilustración.

Los valores son cosas de la vida que les atorgamos una valía según nos ayuden más o menos a desarrollarnos y enriquecernos como personas. Es decir, que nos ayudan a madurar y ser más felices.

Según esta experta anteriormente citada, hacemos de la libertad un valor absoluto.
Y quizás te preguntes qué tiene que ver la libertad con la respuesta que buscamos sobre la esclavitud a la que posiblemente someta el placer sexual.

¿Qué es la libertad?

Hablar de libertad como valor absoluto lleva intríseca la idea de tener un derecho en pos de ejercer la propia libertad.
Para ello se desregularizan las normas sexuales.
Sabemos, y nos informan los expertos, que la vida está regida por normas, naturales o legislativas. Se dan para tener un orden en la vida y que las personas y por ende, la sociedad, se desarrollen así adecuadamente.
Sin embargo, exite una paradoja con esta desregularización de las normas sexuales que es cada vez más patente. Se deja libertad de elección del sexo, de con quién tener relaciones sexuales, se relativiza qué es la sexualidad…
Se considera un tema privado y personal, que lo es, pero sin embargo se inmiscuye el Estado imponiendo ciertas leyes referentes a la sexualidad.
Aquí podrás ampliar información sobre qué es la libertad y cómo poder vivir libres.
Pero volviendo al asunto del placer, nos podremos preguntar :

¿Se puede usar el impulso sexual del que estamos dotados si está fuera de control?.

Esto es lo que, por ejemplo, la ideología de género, nos quiere transmitir forzosamente. El placer nos guía en nuestras relaciones. Nos domina. Es el «sumo bien»… ¿Lo es?

Sobre este asunto te animo a leer este otro artículo si aún no lo tienes muy claro: ¿QUÉ ES LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO?

El placer en el matrimonio

Cuando hablamos de placer dentro del matrimonio todavía algunos tienen sus dudas sobre si es bueno o no.

El placer dentro del matrimonio adquiere un significado totalmente distinto al que sería el placer que se siente tras, por ejemplo, masturbarse. Lo cual fomenta la pornografía con sus terribles consecuencias.

No tiene absolutamente nada que ver con el amor recíproco, indisoluble, único, fiel y fecundo que gozan juntos varón y mujer, sin intereses egoístas…
Hay una diferencia clara entre lo que uno hace desde el «yo hacia fuera» no buscando un placer sexual como lo prioritario, a lo que se hace así mismo buscándolo.

El cuerpo no es un objeto. No se puede utilizar como un instrumento pues todo lo que con él se haga tiene sus consecuencias tanto en la mente, en su organismo y, por supuesto, en su alma.

¿que es el placer? Da más libertad o esclavitud?
Cuando uno busca el placer sexual para satisfacerse siempre esconde detrás un comportamiento egoísta (Egoismo: ego viene del término “yo” , ismo  de “práctica de” ) y el egoísmo es todo lo contrario al amor.
Por lo tanto, el que es egoísta, cuantas más cosas haga según esta actitud, menor será su capacidad de amar y mayor su aislamiento (interior o exterior).

Su soledad y de esta manera su esclavitud, irán in crescendo, no podrá gozar de libertad porque no puede amar.


¿Sabes lo que es el amor?


Estar sólo no puede aportar verdadera felicidad ( el hombre es un ser social, necesita de los demás para realizarse y ser feliz, no se puede vivir plenamente en soledad).

Dostoievski se preguntaba qué significaba el infierno, a lo que respondía:

«La incapacidad de amar«.

Y hasta aquí esta primera parte sobre el placer y la libertad.  No te pierdas la segunda.

Aquí puedes verlo en mi canal de YouTube Educando con fe y razón:

Un saludo, la Paz  y hasta muy pronto.

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: