huelga feminista 8M
Educación en familia,  Ideología de género

Beneficios del padre de familia a sus hijos

El padre de familia es un tesoro aún sin explorar del todo.

El padre aporta a sus hijos multitud de valores imborrables para ellos.

De muchos de ellos ya te hablé en esta ocasión con detalles de gran importancia para la felicidad del hijo.

La ausencia de este padre de familia, puede provocar muchas carencias afectivas y problemas comportamentales y psicológicos en los hijos.

Veamos lo que el padre de familia es capaz de aportar a sus hijos.

Aunque la labor educativa es un deber de ambos, podemos apreciar diferencias en el modo de llevarla a cabo. Esto será principalmente porque el hombre y la mujer no son iguales, por lo que su manera de relacionarse con los hijos tampoco es la misma.

La misión del padre de familia.

Es bien fácil llegar a la conclusión, observando a padres y madres en un parque infantil, que generalmente los unos y los otros mantienen formas distintas de jugar con sus hijos, pero complementarias.

A modo de ejemplo, suelen ser los padres los que lúdicamente dedican más tiempo y más energía a jugar con ellos, lo cual los hijos lo perciben desde pocos meses de vida.

Las madres por su parte en el parque estarán más pendientes de que no se caigan, no se suban a lugares demasiado altos o a sitios peligrosos, no se manchen mucho la ropa… mientras hablan con otras mamás.

Veamos algunas de las valiosísimas aportaciones que hace un padre a sus hijos en una familia:

que aporta un padre de familia a los hijos

El juego paterno. La creatividad, el emprendimiento, la exploración, la seguridad.

Hay estudios como los de la Dra. Louann Brizendine, que sostienen que el juego paterno es más creativo, impredecible y por tanto más estimulante y divertido. Un padre empujará a su hijo a escalar más alto, a pedalear hasta su última gota de sudor….

Un padre comprenderá mejor que una madre la necesidad que tiene su hijo varón de la competición en los juegos deportivos, sus triunfos y frustraciones….

Una hija también será apoyada por éste, pero ella no mostrará normalmente ese empeño constante por competir y llegar más y más alto. (No quiero decir que no haya mujeres que no quieran llegar alto, que ya hoy en día cualquier cosa se tergiversa y te tachan de machista como poco)

El padre de familia comprometido con su hijo le dará más herramientas y oportunidades para que pueda explorar el mundo que le rodea.

Le fomentará la curiosidad, la creatividad y le estará ayudando a la búsqueda constante de alternativas y novedades si este hijo se siente apoyado por su padre, hará que sea menos dubitativo o temeroso en las decisiones que tome.

En un estudio longitudinal durante 16 años, Grossmann observó que el juego desafiante y sensible de los padres varones, era una clave en el éxito del hijo.

Más fuerza emocional.

Este padre  no irá a socorrerle inmediatamente frente a las frustraciones.

Esta actitud paterna le ayuda a tener más resistencia en un futuro frente a las adversidades, a ser más fuerte emocionalmente y a tener mayor tolerancia cuando las cosas no marchan como a el le hubiesen gustado. Datos que los corrobora el Dr. Pruett en su obra El rol del padre, la función irremplazable.

Por su parte, a las hijas, el padre les va a ayudar a definir también su feminidad y a sentirse aceptadas y respetadas por éste.

Una hija va a desarrollar un buen equilibrio afectivo y emocional influido en gran parte por la relación que haya tenido desde su infancia con su padre, sabiéndose amada y aceptada por éste, no tendrá problemas en un futuro, sobre todo a la hora de tener un noviazgo sano. La aprobación o no en las cosas que haga, en lo que le apremie o ignore va a enorgullecerla o dejarla desolada , según el caso.

Esta vinculación paterno-filial le va a aportar al hijo y a la hija, seguridad, que se apreciará notablemente en años posteriores cuando sobre todo llegue a la adolescencia.

Éxito y paternidad positiva

También Sarkadi sostenía en sus estudios la correlación positiva entre la paternidad y el éxito de sus hijos:

  • Mayor rendimiento académicos con niveles más altos de educación.
  • Mejores conductas sociales y comportamentales.
  • Bajos índices de violencia, agresividad, delincuencia
  • Salud y bienestar en general.

Frank Furstemberg y Kathleen Harris llevaron a cabo una investigación que confirma esta idea de que la cercanía paterna es índice de éxito en el niño 25 años más tarde. Tal y como nos describe Kyle D. Pruett en su obra anteriormente citada.

 

que aporta un padre de familia a los hijos

 

En los sentimientos no cabe duda que padre y madre tienen diferencias notables.

Su campo emocional se manifiesta exteriormente de un modo peculiar en cada uno, lo cual los hijos sienten. Suele percibirse fácilmente que las madres son más sensibles que los padres, más intuitivas. Los padres se muestran más racionales, van a lo práctico sin entrar tanto en el campo emocional.

Las madres suelen estar más implicadas en el aspecto emocional con el hijo. Sienten su dolor, su preocupación casi como suyas. El padre, al no estar igual de implicado, le ayuda a ser más fuerte emocionalmente. También, al no ser tan dado como la madre a proteger al hijo: que no se haga daño, no pase hambre, frío, no sufra… lo dejará más libre en este sentido. De esta manera le ayuda a salir de la protección que facilita la madre y a ser más fuerte emocionalmente.

La doctora Louann nos explicará esta diferencia sosteniendo las diferencias del cerebro que ambos tenemos.

A propósito de los perfiles familiares actuales y cómo los modelos de madre o padre pueden influir en el hijo, te remito a la obra de Beatriz Serrano Garrido «Inteligencia Emocional».

La relación de los padres: modelo para el hijo.

Otra función importantísima que tiene el padre con sus hijos será la referencia que ellos aprendan de cómo éste se relacione con su esposa.

Los signos de respeto, de ternura y comunicación abierta sin tensiones son ejemplos de por vida para el hijo. Un modelo donde haya una relación de perdón, de amarse aceptando las limitaciones, excusando los errores, siendo generoso y atento a sus necesidades

Hay un  sinfín de detalles que irán quedando marcados en la mente y el recuerdo de sus hijos. Y  sin duda, especialmente los hijos varones, podrán tomar como figura representativa que les guiará cuando ellos tengan que enfrentarse a un matrimonio y su propia paternidad.

La identidad sexual

La identidad sexual es fundamental que en el niño llegue a identificarla, aceptarse e interiorizarla desde temprano.

Diferencias varón y mujer. La igualdad real
El psiquiatra Tony Anatrella nos argumenta en su libro «La diferencia prohibida», el papel imprescindible del padre y cómo la diferencia de sexos en el padre y la madre, juegan un papel importante para la identidad sexual del hijo.

Cuando el niño es pequeño tiende a identificarse con el sexo de su madre sin distinguir el suyo propio pero en cuestión de poco tiempo irá siendo el padre su modelo que le va a permitir situarse sexualmente.

Según le perciban los padres así el niño se sentirá varón o mujer. Si no se le acepta su sexo biológico, aunque sea indirectamente, el niño lo notará y puede llegar a rechazar su sexo con las consiguientes desordenes que conlleva en su desarrollo. Puede ocurrir también que los padres desearan un niño en lugar de una niña y la inciten, sin quizás darse cuenta, a juegos o vestimenta más masculinos.

El padre refuerza la masculinidad.

También el padre de familia será clave para el hijo varón cuando a partir de la pre-adolescencia y sobre todo en la adolescencia, vaya comenzando a experimentar sus primeros cambios físicos y psicológicos.

La respuesta y ayuda paterna será importantísima para que acepte, comprenda y afiance esta masculinidad que empieza a tomar fuerza.

El padre aporta a los hijos varones una seguridad en su masculinidad que la mujer no podrá llegar a hacer nunca de igual manera. Meg Meeker nos lo explica alegando que el padre comprende mejor que ésta la virilidad que el hijo quiere demostrar en sus juegos, sus competiciones deportivas 0 su modo de relacionarse.

El padre sabrá también mejor que la madre, entender y explicar al hijo varón, los cambios físicos y psíquicos que su cuerpo comenzará a experimentar. Sobre todo a partir de la pre- adolescencia, su aportación en este sentido será tremendamente positiva.

El padre refuerza la feminidad.

Del mismo modo para una hija, la figura de su padre le ayudará a confirmar su feminidad.

A las hijas les afirmará su propia identificación femenina al observar esa diferencia con el, será modelo de padre y le servirá para reforzar su autoestima cuando se sienta amada, aceptada y respetada por este.

¿Se te ocurren más aportaciones del padre de familia para sus hijos?. Comparte con nosotros tus comentarios.

Si quieres saber más sobre la importancia del padre y la madre para el hijo y la familia natural, en mi libro dedico todo un apartado a explicar detalladamente todo esto.

Puedes comprarlo desde esta misma web.

Frente a la ideología de género educar en la libertad desde la infancia

Feliz día!!

Un saludo, la Paz  y hasta muy pronto!!

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.