Desmontando los roles de género en las nuevas familias
Educación en familia,  Ideología de género

Desmontando los roles de género en las nuevas familias. Parte 3.

¿La familia es cuestión de repartirse los roles de género?

Según la ideología de género, en las familias los roles de género se pueden repartir en base al género que cada cual se autoperciba.

El rol de género en este caso se refiere al “conjunto de normas sociales y comportamentales percibidas como apropiadas para los hombres y las mujeres. En un grupo o sistema social que se han construido en función de lo que se considera que es la masculinidad y femineidad”.

Según esto, al igual que puedes ejercer la función de bombero o médico en la sociedad, si así lo deseas, para tu sexo, es lo mismo.

Como ya sabemos esto del género va del sexo sentido. Esto es válido para todos aquellos que comulgan con la ideología de que las personas somos un género que construimos socialmente. Lo cual incluye el ser madre o padre. Dicen que hay una normas impuestas desde tiempos atrás, como sostenía, por ejemplo, la feminista Simón De Beauvoir.  Ella sostenía que desde la prehistoria, ni más ni menos,  el hombre, opresor y machista a más no poder, impuso a la mujer el rol de madre para esclavizarla con los hijos y las labores del hogar…

Y bueno, con los siglos, ahora, unas mentes iluminadas nos dicen que ese “heteropatriarcado normativo” no se puede seguir tolerando, así que cada cual elija según quiera ser.

Según la Real Academia Española, rol sería la función que alguien desempeña.

Y aquí está la clave: ese alguien ¿es una persona sexual creada o una persona que se ha construido su género así misma?

¿Los roles de género se reparten en las familias?

Hay algunos que afirman que en sus familias de trans u homosexuales se reparten entre todos los miembros las labores del hogar. Nadie discute que lo pueden hacer maravillosamente. Pero lo mismo puede ocurrir con un grupo de estudiantes que comparten piso y no por eso son una familia.

De hecho así lo enseñan a los niños, para que vayan tomando conciencia. Conciencia no ya de que deben los hombres como las mujeres barrer, poner lavadoras o cocinar, si no que también pueden ser padre o madre independientemente del sexo biológico con el que haya nacido.

Nuevamente asistimos al adoctrinamiento en base a conceptos distorsionados y sesgados de su verdad.

¿Ser padre o madre se puede elegir?

Ser padre o madre, según la definición anteriormente citada de rol, es una función que ejerce el hombre que al tener un hijo se convierte directamente en padre. Y no digamos la mujer, que es madre. La matriz viene de la palabra matrix, la cavidad que tenemos las mujeres y que es, ¡oh! casualmente, donde se concibe el hijo. Esta palabra viene de mater que significa madre.

El rol de padre y madre en el matrimonio natural

Al matrimonio natural se le llama así porque es donde naturalmente, sin recurrir a métodos artificiales, se pueden tener hijos. La palabra matrimonio procede de matri- monium,  haciendo referencia al oficio de madre. No es el rol elegido de ser madre, si no al de concebir en el seno a un hijo.

El papel del hombre no viene por su rol de género o social  si no por su ser hombre desde sus mismas entrañas. El papel de una madre, no viene por querer desempeñarlo. Ser madre no es imitar lo que hacen las mujeres con sus hijos.

Ser padres no es un juego, es algo muy serio y con los niños no se juega.

En nuestra propia naturaleza masculina o femenina van inscritas las peculiaridades que nos hacen relacionarnos de una manera u otra, con cada hijo. Ni mejor ni peor, simplemente, son diferentes, pero maravillosamente complementarias.

No se nos impone socialmente comportarnos como madre o padre asumiendo unos roles de género en la familia. No queramos asumir ideologías absurdas que nos van a llevar a tener en un futuro jóvenes y adultos con grandes desequilibrios mentales.

Me siento muy orgullosa de la función que ejerzo en mi familia como madre, no lo he elegido yo, me ha sido concebido como un regalo. Dios había pensado en mi para, junto con mi marido, ser un instrumento suyo y poder dar vida a 6 criaturitas.

Pero claro, esto, a las feministas y todas aquellas personas que no pueden levantar su mirada de su propio ombligo egoísta, les hace chirriar los dientes. Porque son incapaces de aceptar la verdad de su propia realidad.

Tienes mucha más información sobre la paternidad y la maternidad en mi libro FRENTE A LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO EDUCAR EN LA LIBERTAD DESDE LA INFANCIA.

Puedes encontrar la parte 1ª donde desmonto los beneficios que dicen tienen todas las familias por igual.Y en la 2ª parte  podrás salir de dudas si basta el amor para aceptar cualquier unión como una familia.

Si tienes más interés en conocer el origen y la verdad de la igualdad de género puedes encontrar información tanto en est blog como en mi canal de YouTube Educando con Fe y Razón.

Aquí arriba te dejo el enlace de uno de mis vídeos.

Y el vídeo en el que explico este mismo artículo. No olvides suscribirte, darle un like y compartir si te ha gustado.

 

Un saludo, la paz y hasta muy pronto.

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.