La Ideología de género y la teología de la liberación marxista en los libros de religión católica. Editorial SM
Educación en familia,  Ideología de género,  Iglesia católica

La Ideología de género y la TLM en los libros de religión católica SM

Análisis de los libros de religión católica de primaria de la Editorial SM

En este escrito quisiera poner a disposición para todos los interesados, especialmente los maestros de religión y moral católica, el análisis que he realizado de todas y cada una de las unidades didáctica de los cursos de primaria en la asignatura de religión católica que he hallado en los libros de SM.

No pretende ser un documento que enjuicie o critique las posturas ideológicas aquí presentes, pues, aunque bien es cierto que no comulgo con ellas, tan sólo trato de mostrar objetivamente cómo, en los libros de religión y moral católica, encontramos enseñanzas alejadas a su propia esencia.

La ideología de género en los libros de religión católica SM

Sutilmente podemos apreciar en estos manuales, aspectos propios de la ideología de género. Envueltos en medio de diversos temas que, sin discutir son importantes, son controvertidos, dependiendo el sentido con el que se enseñen. De hecho, son los propios que reivindican los afines al pensamiento progresista político de izquierdas.

Todo esto viene envuelto de un lenguaje cristiano, familiar y cercano, que nos puede llevar fácilmente al engaño. Así como con un lenguaje manipulado y disfrazado cuyo sentido difiere del significado que a priori se puede llegar a creer.

La Teología de la Liberación Marxista en los libros de religión católica de SM

Su fácil acceso a estos manuales es posible debido a que, como pieza clave de esta intromisión ideológica en los libros de religión católica, nos topamos con la Teología de la liberación marxista (TLM)

Para poder captar con mayor acierto las ideas que trato de exponer invito al lector a leer previamente los anexos que incluyo al final para descargar, así como las notas a pie de cada página.

Los temas controvertidos que se tratan

Temas como el ecologismo o el desarrollo sostenible, un repaso a la Teología de la liberación marxista así como algunos de sus teólogos más relevantes, son los que podrán encontrar en ellos.

Se emplean términos, en ocasiones con el lenguaje inclusivo[1], así como otros. Tal podría ser: la igualdad, la diversidad, la solidaridad[2], la fraternidad universal o la casa común[3].

Problemas como la inmigración, el cambio climático, la ecología[4], la pobreza[5], la desigualdad[6], los inmigrantes, los refugiados[7], los discriminados y marginados de la sociedad, son algunos de los contenidos que podremos ir observando.

En prácticamente todos los temas de todos los cursos se exponen actividades para comparar el ser cristiano con ejemplos sacados de la naturaleza. La acción encaminada al cuidado de los animales y las plantas, el compromiso por la tierra… promoviendo el activismo ecológico como podrá el lector apreciar fácilmente.

El ser cristiano implica una labor en la sociedad para acabar con las injusticias[8] pero se presenta como el máximo a aspirar propio del pensamiento de la Teología de la Liberación marxista (TLM)[9]. Evangelizar vendría a ser, para esta corriente, activismo contra los opresores favoreciendo a los oprimidos.  Insisten tanto en el tema que da la impresión en ocasiones de estar ante un libro de Ciencias Naturales o sociales.

Se ensalzan a su vez los sentimientos superficiales, lo emotivo, que genera el ser cristianos y hacer cosas buenas por los demás, sin ahondar apenas, en la experiencia profunda del encuentro con Cristo. Podremos encontrarlo en numerosas actividades donde interpelan al alumno a interrogarse sobre sus sentimientos. Si bien es cierto que esto es una dimensión relevante en las personas, es un aspecto que hay que tratar con cautela[10].

Personalidades en los contenidos de los libros

Hay numerosas referencias a personalidades relevantes en el campo teologal afines a la Teología de la liberación marxista[11], comunidades de base, en incluso, condenados por la Iglesia Católica. Muchos perteneciente a la orden de los Jesuitas e incluso los hay protestantes[12]. Son defensores de una Iglesia abierta y flexible, pero cuyas ideas difieren del dogma católico[13]. La inmensa mayoría son defensores de las personas pertenecientes a los colectivos LGTBI que se consideran cristianos[14], y, por ende, de su ideología[15].

Sin entrar en condenas más allá de las que los Santos Padres, bajo el discernimiento que el Espíritu Santo otorga, expondré a continuación, de cada uno de los libros de primaria de la asignatura de religión católica, todos aquellos aspectos que considero tienen que ver con el objetivo que persigue la IdG dentro de la Iglesia católica.

Entre ellos: promover unos nuevos estilos de vida[16], ensalzando la libertad[17] por encima de la moral católica ortodoxa, liberando la sexualidad del sentido católico.

Impulsando una iglesia más afín a convertirse en una especie de ONG solidaria y caritativa con los pobres, donde lo importante es la acción, el activismo, que de anunciar el verdadero mensaje del Kerigma.

Animo a tener una mente abierta, a no quedarse en el buenismo y las buenas intenciones, a no centrarse en tan sólo los pequeños detalles de las actividades. Si no a poder situarse en una perspectiva amplia para poder visualizar desde fuera. Ver desde más allá, el conjunto global de lo que todas estas actividades, trabajadas mes tras mes, año tras año, en el alumno, llegará a hacer en él.

Podemos llegar a relativizar que no pasa nada.

Podemos pensar que no tiene nada de malo que se le enseñe al alumno a cuidar la naturaleza o a concienciarse de las injusticias del mundo, y claro está que no pasaría nada, si no llegase a ser por el pequeño gran detalle que hay detrás del objetivo ideológico de estas actividades tan repetitivas.

No olvidemos que estamos delante de libros de religión y moral católica.

Que la enseñanza católica es bien clara y no puede permitirse ambigüedades. Que la moral católica es una y no puede dejarse llevar por corrientes ideológicas alejadas de su verdadero origen.

No olvidemos que el cristianismo desde el principio ha sido perseguido y a lo largo de la historia podemos comprobar cómo han sido muchos los métodos por lo que, desde su mismo seno incluso, se ha intentado destruir.

Invito, pues a hacer un esfuerzo para preservar este legado que se nos ha regalado, a defenderlo con valentía y a denunciar aquello que veamos atenta contra Cristo nuestro Señor, esposo de la Iglesia católica, única y verdadera fundada por voluntad suya.

El documento en PDF se puede descargar aquí.

Un saludo, la paz y hasta muy pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

[1] Lenguaje inventado por los partidarios de la IdG.
[2] Se introduce constantemente este término animando al activismo solidario. Los cristianos más que solidaridad tenemos ante todo caridad. El término solidario puede llevar a acciones que también hacen los ateos y que parte de la propia iniciativa personal. La caridad parte del amor de Dios que nos empuja a amar, y, por lo tanto, a hacer el bien, a ser solidarios incluso cuando nos cuesta amar. Nos invita a darnos plenamente sin buscar una recompensa o gratificación personal o social a cambio.

A su vez este concepto de solidaridad se enmarca en el enfoque de la TLM de su lucha por la reconstrucción social y política.

[3] Ver anexo sobre La Carta de la Tierra, donde se emplea este término.
[4] Ver anexo sobre ecologismo y desarrollo sustentable.

[5] Propio de la teología de la liberación marxista es acabar con las injusticias entre los pobres y los ricos, tal y como el marxismo propugnaba. Esto se extrapola a la acción principal que la Iglesia, consideran, debe de lleva a cabo. Más información en el anexo de la TLM (teología de liberación Marxista)

[6] Se acerca al alumno con un  elevado número de actividades mostrándoles los problemas sociales, económicos y de desigualdades. Así se hace un intento de concienciar acerca de la marginación que sienten los colectivos LGTBI. De esta manera se relaciona el amor de Dios por los indefensos y marginados como el amor hacia estas personas. Pero, para éstos, este amor, incluiría sus prácticas y estilos de vida: homosexulismo y travestismo.

[7] Ver más información en Anexo sobre refugiados.  Los niños no deberían de estar sometidos a esta carga ideológica inculcándoles la protección hacia este colectivo como una acción cristiana. Haciendo a su vez propaganda de organismos políticos de la ONU.

[9] En la Teología de la liberación marxista prevalece el pensamiento de la lucha de clases extrapolado a la situación de los pobres y marginados. Ver más información en anexo sobre la TLM
[10] La IdG pone por encima de la razón objetiva los sentimientos subjetivos de la persona. La educación emocional es muy beneficiosa para el alumno. Pero el peligro se encuentra cuando se le enseña a darle máxima prioridad por encima de la verdad.

Sirvan dos ejemplos para su mejor comprensión: si un niño “siente” que es niña, esa es su verdad que debe ser atendida. O si “siente” amor hacia un niño de su mismo sexo, debe dejarse llevar por encima de lo que supone el amor verdadero. Un amor imagen de la  alianza del amor de Dios entre un hombre y una mujer y que nada tiene que ver con los sentimientos que hay entre homosexuales.

[11] Ver anexo sobre la Teología de la liberación marxista.
[12] Afines a la teología de la liberación marxista.

[13] Algunos teólogos o ex teólogos alejados de la Iglesia católica, propugnan abiertamente en favor de un ecumenismo que busca un orden mundial. Una única religión común, basada en una ética mundial, mezcolanza de diversas religiones. Donde se de entre todas las personas un encuentro frutífero y creativo en un ambiente de tolerancia e igualdad. Suena muy idílico si no llega a ser por el detalle de que para que se implante este nuevo orden mundial se ha de destruir por completo el mensaje cristiano y acabar con la Iglesia católica.

Y no puede haber mejor manera de hacerse que introduciéndose en su mismo seno, para ir poco a poco, sutilmente, socavando y destruyendo la Verdad, única Verdad que nos trajo Cristo a anunciar y de la que nosotros, los cristianos católicos somos herederos y responsables de continuar proclamándola.

[14] Hay que saber diferenciar entre la persona y la acción. La Iglesia ama a todas las personas sin tener en cuenta su orientación sexual, pero no puede admitir posturas contrarias a la Verdad de sus enseñanzas.  Si una mujer ha abortado, la Iglesia no la rechaza, pero no acepta el hecho de haber abortado, va contra la vida. Sirva como ejemplo para entender la relación de la Iglesia con las personas pertenecientes a los colectivos LGTBI que se consideran cristianos.

[15] Ver anexo sobre el apartado Teología en el Aula.
[16] Homosexualismo y transexualismo.
[17] Libertad en sentido de libertinaje.
[18] Ver sus referencias en Anexo sobre este mismo apartado al final de este escrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.