Ideología de género: La dictadura del silencio.

La Ideología de género se ha convertido en una dictadura del silencio.

Es una realidad que está haciendo estragos en la sociedad europea. También en América y, salvo Asia, Rusia y algún que otro país como Polonia que no la dejan entrar en sus países, el resto está siendo arrasado por sus postulados.

Alrededor de la ideología de género hay todo un amasijo de leyes que la protegen frente a cualquier intento de ir en su contra.

Se han blindado protegido por los políticos pero aún se puede hacer mucho por echarla de nuestras vidas.

En la panorámica política observamos fácilmente como estamos siendo manejados por sus intereses  a los que les conviene únicamente estar en el poder. Para ello, como sabes, necesitan votos, los de aquellos que confiados en que les van a dar la solución a sus problemas, los votan en ocasiones ciegamente.

Pero en realidad no les interesa lo más mínimo nuestra vida.

La verdad es que, a muchos, no les importa que tengas que esperar varios meses para que te operen porque ellos van a hospitales privados. Tampoco que tus hijos tengan pocos recursos escolares y falta de maestros, porque ellos los llevan a los «mejores colegios privados»… Pero menos aún les interesa si una mujer sufre pesadillas, ansiedad, depresión crónica e ideas suicidas tras abortar a su hijo. Ni que a un niño sometido a hormonas para cambiar (inutilmente) su sexo real a otro fruto de la imaginación, le salga cáncer, tenga problemas cardíacos, esterilidad de por vida, desajustes hormonales, emocionales, psicológicos…. NO LES IMPORTA LO MÁS MÍNIMO.

Y los cristianos qué decimos ante esto?

Los cristianos sabemos que el Único que puede realmente salvarnos de nuestras desdichas, sufrimientos, sin sabores, agobios… es Dios. En Él puede descansar nuestra confianza porque: no se nos cae ni un solo de nuestros cabellos sin que Él lo permita.

la ideología de género: la dictadura del silencio.

Nuestra «fe» no la alimentan los políticos ni sus políticas.

Los cristianos somos realmente conscientes, porque así lo experimentamos, que los valores que defiende la Iglesia, son los que, universalmente, enriquecen, maduran, sostienen y dan felicidad, a las personas. Es por ello, por lo que hemos de darlos a conocer, defendiéndolos ante tantas amenazas y mentiras que los quieren apartar de la sociedad.

Y esto qué tiene que ver? te preguntarás quizás. Sigue leyendo que voy a intentar explicarte que hacer ante esta dictadura del silencio.

Esta frase del Evangelio según San Lucas puede ayudar a introducir lo que hoy te quisiera explicar:

«Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada a cambio«

En la vida, ante las diversas situaciones que te rodean, puedes optar por tener 3 actitudes:

  1. Quedarte mirando cómo transcurren los acontecimientos a tu alrededor.

Te quedas impasible independientemente de que te gusten o no. Es decir, se podría decir tener una actitud pasota, centrada en lo tuyo, indiferente… Es un pensamiento que también puede ir acompañado de una falta de conocimiento verdadero, de un cierto temor a ser rechazado si expresas lo que piensas o señalado.

O incluso el considerar que como ya tienes demasiados problemas en tu vida, para qué liarte más si lo que tu quieres es estar tranquilo.

Por supuesto, sin olvidar la postura propia del «vive y deja vivir» mientras no se metan en lo tuyo… (sin embargo gran parte de las cosas que ocurren a nuestro alrededor nos afectan de una manera u otra y mucho más esta ideología).

      2. También está la actitud cristiana de: «tan sólo con la oración se puede cambiar el mundo».

No, la verdad es  que tan sólo así no se puede.

Y no digo yo que la oración no sea, sin ningún lugar a dudas, lo primerísimo que debemos hacer los cristianos: rezar por este mundo. (En  este vídeo te explico 5 cosas muy interesates sobre la oración.)

No podemos decir, por ejemplo: «Señor, dame fortaleza para atender mi hogar » y luego sentarte a esperar que el salón se limpie solo…

Las palabras clave de la encíclica «Mater et Magistra» del Papa Juán XXIII para enteder la postura cristiana que hemos de tener, son:

Comunidad y socialización: la Iglesia está llamada a colaborar con todos los hombres en la verdad, en la justicia y en el amor, para construir una auténtica comunión.

Y la Iglesia somos los cristianos. Por lo tanto, estamos llamados a construir comunión.

la ideología de género: la dictadura del silencio.

Pero esto no será posible si nos encerramos en nuestro mundo sin involucrarnos en defender la Verdad, denunciando los actos injustos contra inocentes abortados, contra cristianos perseguidos y asesinados. Si no somos capaces de dar la cara por comunicar el auténtico amor del Evangelio, poco de cristianos tenemos entonces.

Por lo dicho ya tan sólo queda esta última opción:

     3.  Levantarte y movilizarte ante las injusticias.

Todos tenemos el deber de hacer un mundo donde prevalezca el bien, donde se ensalce la belleza y donde se pueda vivir con relaciones entre todos de respeto y amistad profunda.

Ya lo decía el Papa Francisco no hace mucho, a un grupo de jóvenes, explicándoles en un encuentro en Latinoamérica el modo en el que el cristiano puede y debe participar en la vida política.

Como un servicio promoviendo el bien común, para todos (no de unos pocos como hacen las leyes LGTBI) así como la unidad.

Y digo TODOS porque me da la impresión de que hay una, cada vez más mayoría de personas, que viven la vida como si estuvieran viendo una película.

Acomodados en su sofá (en sus rutinas diarias del trabajo, la familia, los hobbies…) se quedan impasibles observando como unos, los que están en el poder político, imponen unas medidas que aplastan las libertades del resto. Que abusan del dinero público sin escrúpulos para sus fiestas y lujos, que se inmiscuyen en la vida privada de la familia diciendo como hay que educar a los hijos. Que nos dicen hasta como hay que hablar y escribir a todos, todas y todes los hombres, mujeres y gran infinita diversidad de géneros que cada uno quiera ponerse sobre su persona según sienta…

No podemos permitir que sigan adoctrinando con inventos sin base científica sobre la identidad sexual de la persona. Sí, son inventos, ideas, no es la realidad. La transexualidad, la homosexualidad… no se elige, no se puede cambiar la naturaleza humana. Es una gran mentira. Ni tampoco es lo natural sentir inclinación sexual hacia el mismo sexo. Estamos creados para que nos atraiga el contrario. Es pura naturaleza. (Sin entrar en que hay casos reales pero son mínimos y es tratado de un modo distinto a como se pretende).

Hay cada vez más personas, aunque no se visibilice tan fácilmente  (porque los medios de comunicación censuran), que luchan cada día por evitar eso… Asociaciones, padres, organizaciones…

Sois muchos los que deseáis ver como crecen felices vuestros hijos. Para eso has de defenderlos de manipulaciones.

Sois muchos los que queréis políticos que no sean corruptos y que vayan con la verdad…

Entonces, ¿qué nos impide implicarnos? Por qué callar ante las injusticias? Por qué dejar que otros nos digan lo que está bien o mal, que nos dirijan la vida como quieran?

Qué nos mantiene atado al sofá, a la vida cómoda? El miedo, la vergüenza del que dirán de mí…?

No podemos vivir la vida viendo transcurrir los acontecimientos como si fuera una película que no va con nosotros y  luego quejarnos con el vecino de como está el país. Eso no sirve de nada!!

Verás, eso es precisamente lo que quieren que hagas los partidarios de la Ideología de género: No pensar, no enjuiciar, no denunciar, ni siquiera opinar (porque ya sabes, eres un radical, ultraconservador, insensible, homófobo, racista, machista... y un largo etcétera). Es decir, que en definitiva NO HAGAS NADA.

De esta manera te conviertes en un fiel y sumiso súbdito. En un manejado y enajenado mental.

la ideología de género: la dictadura del silencio.

Es la dictadura del silencio. Mediante el miedo, las amenazas…

Cualquiera que diga que no está a favor de ese pensamiento adoctrinador en base a fantasías ficticias es considerado un incitador al odio. Decir, opinar, expresar otra manera de ver la vida, (la que supone equilibrio físico, psíquico, emocional y espiritual para la persona) está prohibido por esta dictadura del silencio.

¿Lo vamos a permitir?

Así nos mienten constantemente con frases y palabras inventadas, embaucadoras, con un doble sentido, que se tienen aprendidas y  si no estamos atentos, ni nos percatamos.

Y esto nos puede ocurrir porque quizás, vivimos encerrados en nuestro mundo, preocupados por lo nuestro y tan solo conocemos una parte manipulada de la realidad. Lo que sale en la televisión, por ejemplo, totalmente comprada para difundir la perspectiva de la ideología de género, o lo que oyes por ahí.

Sin embargo hay mucho que se puede hacer por combatir la ideología de género.

Es cierto que todo no podemos arreglarlo, no está ni estará en nuestras manos el cambiarlo.

Hemos de hacer igual que las hormiguitas trabajan sin tregua y sigilosamente hasta lograr su objetivo: mantener y defender su colonia.

Hay muchos motivos por los que esforzarse por dejar a la siguiente generación un país libre, no sometido a dictaduras totalitarias.

Entre todos podemos hacer mucho!

No olvides que somos un instrumento del Señor para mostrar la Verdad que nos lleva a la auténtica vida feliz y en libertad.

Cada uno dentro de sus posibilidades, en su entorno… tenemos el deber de trabajar por el bien de nuestro mundo.

NO TE RINDAS NUNCA!!

Si quieres saber más sobre la Ideología de género, tener fundamentos según distintas disciplinas científicas sobre la verdad del ser humano, te lo explico en mi libro. Si además quieres saber cómo proteger a tus hijos de ella y tener una base cristiana, este es tu libro: Frente a la Ideología de género, educar en la libertad desde la infancia.

Comparte para que se conozca!! La unión hace la fuerza. Y no olvides rezar y mantenerte fiel y firme.

Manteneos, pues firmes y no os dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud. (Gal. 5,1b)

Un saludo y hasta pronto!!

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

 

2 thoughts on “Ideología de género: La dictadura del silencio.

  1. Muy buen artículo. Importante para interiorizar y tomar decisiones importantes en nuestra vida y luchar por lo que creemos. En definitiva eso es lo que nos hace personas coherentes con nuestros principios y nuestra fe.

    1. Hola Eva, gracias por tu aportación. Como muy bien dices, es lo que hace falta urgente hoy, tener claros los principios que sostienen nuestra vida y luchar por ellos. Un saludo y hasta pronto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies