Pistas para encontrar al amor verdadero que nunca te contaron (según el Libro de Tobías).

Pistas para encontrar el amor verdadero.
Tiempo de lectura: 10 minutos

Un gran interrogante y motivo de preocupación a lo largo de los siglos, especialmente en nuestra época, es saber si existe el amor verdadero.

Pero sobre todo lo que trae de cabeza a más de uno es como encontrar ese ansiado amor.

Por tanto hoy te traigo unas cuantas pistas para que te ayuden a saber si vas por buen camino en la búsqueda del amor verdadero.

Y te las voy a explicar de la mano del relato bíblico de Tobías. Te vas a sorprender lo que podemos aprender de él.

Estamos sumergidos en un ambiente en que no es difícil encontrarse con personas que ya no creen en el amor.

Las razones que llevan a esta triste conclusión pueden estar fundamentadas en  diversas circunstancias pero principalmente yo me centraría en dos:

·        Mala experiencia del matrimonio de los padres que han terminado en ruptura.

·        Propias experiencias negativas tras varias relaciones que han finalizado mal.

Sin embargo vemos a nuestro alrededor cómo siguen habiendo parejas de enamorados, personas que deciden entregarse al otro en matrimonio.

Hay muchas personas que aún creen en el amor verdadero y lo encuentran.

De hecho ya lo dijo Dios:

No es bueno que el hombre se halle solo; hagámosle una ayuda semejante a él (Gen.2, 18)

El amor verdadero

La cuestión ahora estaría en cómo encontrar ese amor verdadero.

Hay muchos tipos de amores como expliqué en este interesante artículo: ¿Quieres amar? Conoce los 12 tipos de amores que hay

Pero si nos centramos en el amor del hombre y la mujer, tenemos un excelente relato en la Biblia que nos puede ayudar a responder esta pregunta.

En la Biblia, en el Antiguo Testamento hay muchos relatos maravillosos. Tienen un lenguaje algo difícil de interpretar si no se conoce el contexto pero bien explicados encuentran su sentido y muy actual.

En esta ocasión vamos a analizar el del Libro de Tobías que contiene una gran riqueza. Hoy me centraré en mostrar una pequeña parte de sus enseñanzas.

¿Cómo encuentra Tobías al amor de su vida, a la mujer de sus sueños?

Tobías era un joven soltero que, como cualquier joven, tenía ganas de encontrar una novia y casarse. Chicas con las que casarse no le faltarían. Pero él tenía clara una cosa que  había aprendido en su familia: debía de ser una mujer de su misma familia, es decir, con su misma fe en su mismo Dios.

Aquí tenemos una 1ª pista: El amor verdadero comparte tu misma fe.

¿Quiere decir esto que si tu eres cristiano no puedes casarte con alguien que sea budista, musulmán o ateo?

Como poder puedes, pero tu futuro estará sometido a muchas dificultades. Ahora te puede parecer fácil de llevar pero la cuesta se puede hacer demasiado empinada…

También es cierto que hay muchos testimonios de personas que se han convertido y han conocido a Dios por medio de su esposo o esposa creyente. Todo es posible. Y este sin duda es un motivo de gran alegría para el matrimonio.

El problema principal está en que mantener la fe viva y firme es un duro combate.

Si no tienes apoyo del que se supone que es el amor de tu vida, la batalla es sumamente difícil. Y ya ni te cuento a la hora de educar a los hijos: un puro caos.

Pero prosigamos con Tobías para ver qué nos dice él.

Tobías sabía que Dios le bendeciría si formaba una familia con alguien de su mismo pueblo, el Pueblo elegido por Dios. Siendo fiel al Señor, teniendo a Dios como centro de su matrimonio, se alargaría su descendencia y su felicidad.

Por circunstancias familiares tuvo que emprender un largo viaje a una tierra lejana. Un lugar desconocido para él y hacia el que no sabía ni cómo ir ni qué se encontraría allí.


TE GUSTARÍA RECIBIR GRATIS EN TU CORREO UNA GUÍA CON 10 CONSEJOS DE COMUNICACIÓN?

SUSCRÍBETE AQUÍ AL BLOG Y DISFRUTARÁS GRATIS Y EN EXCLUSIVA DEL 

DECÁLOGO DE COMUNICACIÓN PADRES- HIJOS


Aquí vemos una 2ª pista: el camino para encontrar al amor verdadero no siempre es fácil.

No conocemos cómo ir. Hay muchas opciones pero sólo una la correcta. Nos surgen dudas, inconvenientes, se hace largo y difícil…

Por ello necesitamos una ayuda externa como la tuvo Tobías. Un Ángel fue enviado por Dios para acompañarlo, ni más ni menos que el Arcángel S. Rafael.

Tobías no sabía quién era, no sabía que era un Ángel. Eso nos puede ocurrir también a nosotros.

Dios nos rodea de Ángeles y ni nos damos cuenta. Ellos nos están indicando continuamente el camino por donde ir, sin embargo, puede que no les estemos prestando atención.

el verdadero amor. Ángel

Esta es la 3ª pista: Dios te habla por medio de ángeles que, como Tobías, tienes encomendados para ti.

Tu ángel de la guarda tiene esa misión contigo durante tu estancia en este mundo. Él te va guiando, te ayuda a discernir el camino.

Y por supuesto, sin olvidar a tus padres, catequistas y demás personas de las que te rodeas que te sirven de apoyo en los momentos de dudas.

Escúchales que Dios te los ha puesto para tu bien.

Cuando Tobías llegó a su destino se le presentó el momento de conocer a una chica: Sara. Le habían presentado como a la mujer con la que se casaría, ¡¡su verdadero amor!!

La cabeza le daba mil vueltas por el miedo a equivocarse por si esa no fuera la ideal para él.

Entonces, el Ángel S. Rafael que le había estado acompañando durante todo el trayecto le dijo a Tobías:

“…no tengas miedo, porque para ti está destinada desde el principio; tú la salvarás: ella se vendrá contigo…”.

Le dijo “está destinada desde el principio”, es decir, desde la eternidad… Dios la había pensado para él. Era su complemento perfecto pensado desde la eternidad.

Aquí la 4ª pista: en tu interior hay una voz que te habla: tu conciencia.

Te dice “no tengas miedo”, “está destinada desde el principio”

Y así fue como Tobías encontró a la mujer de sus sueños, sabiendo que ésta era la voluntad de Dios para él.

A menudo a los adolescentes que ya comienzan a hacerse preguntas acerca del noviazgo, y a los jóvenes que ya van pensando en el matrimonio… también les van surgiendo serias dudas.

¿Cómo se yo que esta chica es para mí?, ¿me equivocaré?, ¿querrá aprovecharse de mí?, ¿por qué tiene que ser alguien con mis mismas creencias?…

El libro de Tobías te lo aclara:

Dios ya tiene pensado para ti un proyecto de vida que te llevará a vivir plenamente feliz.

Tan sólo tienes que dejarte llevar por Él que te habla al corazón, que te va poniendo dentro de ti sentimientos, pensamientos… que te dicta por medio de tu propia conciencia.

La conciencia es la voz interior en el hombre, que le exige hacer el bien y evitar el mal… En la conciencia, que es testigo de la Verdad, Dios habla al hombre. (YouCat nº 295).

Si Dios tiene pensado como lo mejor para ti darte un esposo en matrimonio, lo verás fácilmente, si no te rebelas, claro.

Si tiene pensado otros caminos, también te lo hará ver.

Algunas veces podrás equivocarte y pensar que alguien que te atrae, te es muy simpático, sois super compatibles y te gusta muchísimo… es el amor de tu vida.

Ten cuidado con esto, porque pudieras estar confundiendo afectos, que también con los amigos se tienen, con algo más íntimo y transcendental.

el amor verdadero. amigos

Tu novio no es tan sólo una persona de la que sientes estar enamorado, debe ser alguien con quien realmente quieras pasar el resto de tu vida, pero no por un capricho o simples sentimientos. Dios te lo pondrá en el corazón.

Ten también presente que, como nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica

No todo el mundo está llamado al matrimonio.  A algunas personas Jesús les muestra un camino particular: les invita a vivir renunciando al matrimonio “por el reino de los cielos” (Mt 19,12). También las personas que viven solas por otros motivos pueden tener una vida plena (YouCat, nº 265).

Esta vocación a la vida consagrada es fantástica pero hoy en día no se entiende. En otra ocasión haré un artículo para profundizar en ella y así descubrir su grandeza.

El amor verdadero en una pareja debe estar orientado al matrimonio.

En caso contrario sería un convivir juntos sin un compromiso real y por tanto no es un amor comprometido al cien por cien.


Te recomiendo leer este artículo para saber las razones por las que no deberías huir de los compromisos y responsabilidades.


¿Qué tipo de amor se da en un matrimonio?

El matrimonio hace presente el amor que Dios nos tiene.

¿No somos creados a imagen de Dios?, pues eso es a lo que estamos llamados, su imagen en nosotros es el amor. Tenemos la capacidad de amar que se hace presente dentro del matrimonio, entregándote a tu amado, sin intereses egoístas.

Tu horizonte ha de ser buscar siempre su bien y agarraros el uno al otro fuertes al Señor en los momentos de dificultad. Situaciones complicadas que ten por seguro vendrán. Por esto es importante ir en la misma dirección los dos, para así apoyaros uno en el otro.

Pistas para conocer al amor verdadero. Libro de Tobías

La 5ª pista para saber si es ese el amor verdadero  sería, que tras haber escuchado la voz de tu conciencia, o sea a Dios,  tú corazón goza de PAZ.

Entonces esa paz te indica que vas por el buen camino y que quizás, realmente, esa persona es la que Dios tenía pensado para ti desde la eternidad…

He conocido a muchas parejas cuya relación estaba prácticamente centrada en discusiones, celos, faltas de respetos… generando tensión, miedos, inseguridad… y un gran desasosiego interior al fin y al cabo.

Durante el noviazgo es el momento de poner en práctica todo aquello que una vez casados, se ha de afianzar.

Casarse supone un antes y un después en la vida de toda persona.

Al casarte dejas atrás tu vida individual y sin perder tu yo, te haces uno sólo con tu amado, ¡una sola carne!, algo increíble que Dios hace realidad.

La etapa del noviazgo es esencial para conocerse, aprender a amarse.

Aprender a respetar al otro, su dignidad, su sexualidad hecha para entregarse a ti como muestra y plenitud del amor fiel, fecundo y perpetuo que se visibilizará en el matrimonio. NO antes, pues si no lo que haces es usar a tu pareja para buscar satisfacer el placer y eso os irá destruyendo porque el egoísmo de la búsqueda del placer es la antítesis del amor.

No te autoengañes pensando que como os queréis lo demostráis en la cama. Eso es una gran mentira y en el fondo, lo sabes…


Quizás te interese leer este artículo para saber los secretos para tener sexo perfecto.


La comunicación, por otro lado, es un problema que aparece en muchos matrimonios si no se plantea bien.

Por eso el noviazgo es un momento idóneo para ejercitarse en este arte: más que hablar has de aprender a escuchar pero no sólo lo que dice por sus labios, sino también, y sobre todo, escuchar lo que tiene en su corazón.

Has de aprender a ver por sus ojos, a comprender sus respuestas, sus gestos, sus silencios.

Pistas para encontrar al verdadero amor

No olvides que el hombre y la mujer no somos iguales por lo que nos relacionamos de formas distintas y mostramos nuestro mundo interior de maneras diversas. Hay que esforzarse en comprender al otro.

Aceptar sus limitaciones y defectos también forma parte de este aprendizaje.

Es cierto que durante el noviazgo hay muchos aspectos que pasan desapercibidos, todo se vive más idílico, tu novio se te presenta como el sumo perfecto, todo se perdona…

Sin embargo, hay que ser transparentes y no mostrar un rostro hipócrita que durante el matrimonio, en el día a día, se verá. Has de aprender a ser sincero y hablar con la verdad, sin mentiras, sin dar vueltas a los asuntos por miedo a perder su amor por ti.

Si te ama, lo hará tal como eres.

El noviazgo no es una etapa para poner a prueba el amor de tu novio, si te quiere de verdad te respetará y no pretenderá ir más allá.

El amor no se prueba, el amor se visualiza con obras de entrega que tiene su plenitud en el matrimonio al entregarse por entero.

S. Juán Pablo II decía:

“no se puede vivir solamente a prueba, no se puede probar a morir. No se puede amar a prueba, acoger sólo a prueba y por un tiempo a una persona”.

El amor es la entrega libre del corazón”, nos dirá el Catecismo Católico.

Durante este tiempo de conoceros, el amor aún no ha llegado a su plenitud, pues el que ama se entrega para siempre.

Por esto es muy importante la castidad, que se debe dar también en el matrimonio.

 

Vivir en castidad significa que eres consciente de tu sexualidad pero no te dejas arrastrar por los instintos y pasiones sin límites, negándole su verdadero sentido, usando al otro para satisfacer sus deseos.

 

Y no has de tener miedo a tener momentos íntimos de oración juntos.

Tobías y Sara es lo primero que hicieron tras su boda:

Tobías se levató de la cama y dijo a Sara; «Levántate, mujer; recemos y supliquemos a nuestro Señor que tenga misericordia de nosotros y nos proteja»… (Tob. 8,4)

Es el pilar básico sobre el que construir vuestra relación y os sujetará y mantendrá firmes durante los momentos difíciles que experimentéis.

Por esto es importante que compartáis la misma fe, os ayudará a vivir más unidos y a afrontar las situaciones de la vida con la misma perspectiva.

Al igual que ocurrirá a la hora de educar a los hijos si Dios ve bien concederos.

Pistas para encontrar el amor verdadero.

No es lo mismo que los padres eduquen en la misma línea, con el mismo objetivo y los mismos valores y virtudes a enseñar, a que cada cual vaya tirando de lo suyo, arrastrando a los hijos hacia sus propias creencias o siendo alguno de los dos indiferente a esta dimensión transcendental y religiosa que todos los seres humanos tenemos.

No podrá ser nunca lo mismo y los perjudicados no sólo seréis vosotros, si no que los hijos vivirán una gran incoherencia en vuestra educación, se sentirán perdidos sin saber hacia dónde tirar.  Y cuando ya hayan optado por una de las dos versiones que le estáis ofreciendo sentirá que al otro le ha decepcionado o pudiera mostrarse frío y distante.

En el noviazgo, por todo esto, os debéis de sentar a hablar sobre el proyecto COMÚN, que queréis en vuestras vidas comenzar a construir.

 

¿Te ha ayudado Tobías a saber cómo encontrar el amor verdadero? Pero sobre todo ¿te ha aclarado en qué consiste este amor? Comparte tus comentarios o dudas con todos más abajo.

Espero que sí, pues aunque son muchas más las enseñanzas que nos aporta el Libro de Tobías, nos quedaremos en esta ocasión en estas 5 pistas. Más adelante podremos profundizar en más detalles.

 

Si te ha ayudado compártelo!!

Y no te vayas sin tu suscripción para recibir gratis más novedades en tu correo.

 

Un saludo y hasta pronto!!

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies