El cuidado del medio ambiente con visión cristiana.

El cuidado del medio ambiente con visión cristiana
Tiempo de lectura: 3 minutos

El cuidado del medio ambiente.

Cuidar la naturaleza, el medio ambiente que Dios nos ha regalado, es mucho más importante de lo que podemos imaginar.

 

En una ocasión el Papa Francisco dijo:

«Cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales que ya no podremos conocer, que nuestros hijos ya no podrán ver, pérdidas para siempre. La inmensa mayoría se extinguen por razones que tienen que ver con algunas acciones humanas. Por nuestra causa, miles de especies ya no darán gloria a Dios con su existencia ni podrán comunicarnos su propio mensaje. «No tenemos derecho».

Son unas palabras que nos deben hacer reflexionar profundamente.

Todas las personas tenemos el deber de cuidar el medio ambiente, pero para los cristianos, además, es un mandato que encontramos en la creación en el libro del Génesis:

«…dominad los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven sobre la tierra…».

También en el séptimo mandamiento nos muestra nuestro deber de respetar la Creación.

Dios creó todo para nuestro bien, para que pudiéramos disfrutar de la naturaleza y alimentarnos. El medio ambiente no es nuestro, no podemos hacer lo que queramos con el, al igual que con el resto de personas que Dios ha creado y ni siquiera con nuestro propio cuerpo.

Todo tiene un fin para gloria y alabanza a Dios. Toda nuestra vida, si queremos ser de verdad felices, se ha de convertir en un medio para alabarle. Es decir, para darle gracias por habernos creado, por habernos regalado todo lo que tenemos y por su infinito amor.

No podemos destruir ni abusar de los animales y las plantas.

Ellos son inferiores a nosotros, pues las personas estamos creadas a imagen y semejanza de Dios como ya te expliqué. Pero por este mismo motivo, estamos llamados a proteger el medio ambiente, cuidar que no se estropé y ensucie y  tratar con benevolencia los animales.

Cada año muchos incendios, en demasiadas ocasiones provocados, destruyen grandes superficies de bosques y montañas.

También hay especies de peces que son capturadas aún sin haberse completado su desarrollo, siendo aún pequeños.

Todas nuestras acciones diarias tienes consecuencias para bien o para mal en el medio ambiente.

Cuando arrojamos plásticos a la basura junto con los restos orgánicos, estamos perjudicando enormemente. La mayoría van a parar al mar, los animales marinos se los tragan y muchos mueren intoxicados. El mar también sufre las consecuencias de estas acciones, al igual que las plantas acuáticas…

Dios nos dejó el jardín del mundo para cuidarlo (Gén 2, 15).

De nosotros depende que le dejemos a las siguientes generaciones un mundo bien cuidado y bonito como nos dice el Catecismo de la Iglesia católica. Si nuestros padres, abuelos y bisabuelos no se hubieran preocupado, junto al resto de personas, el mundo ahora estaría mucho más estropeado.

El uso de los recursos minerales, vegetales y animales del universo no puede ser separado del respeto a las exigencias morales.

Pero cuidar el medio ambiente, que es una cuestión ecológica, implica a su vez, cuidar la vida humana. ¿De qué serviría que nos esforzásemos en tener a los animales y las plantas en perfecto estado si somos indiferentes ante los pobres?

Hay personas que sienten más lástima por un perro abandonado que por un pobre que esté durmiendo en la calle bajo unos trozos de cartón. También los hay que tienen más cariño a sus mascotas que a los bebés.

La vida humana tiene una dignidad superior a todo y, nosotras, las personas, hemos de cuidar este jardín de Dios, la tierra, comenzando por la vida humana. Así haremos un mundo más maravilloso, donde incluso las relaciones entre nosotros, serán más felices.

PRACTIQUEMOS LO APRENDIDO

Investiga qué acciones humanas están haciendo daño al medio ambiente y qué se podría hacer para evitarlo. No olvides que al hablar de medio ambiente nos referimos no solo a animales y plantas, también a personas que están sufriendo las consecuencias de las irresponsabilidades.

Busca el 7º mandamiento. ¿Qué relación tiene con el medio ambiente?

En mi canal de YouTube puedes ver esta publicación. No olvides suscribirte:

Puedes enviar tus dudas o comentarias al correo areareligioncatolica@gmail.com

Un saludo, la paz y hasta la siguiente clase:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies