Virtud: La sobriedad.

Virtud la Sobriedad
Tiempo de lectura: 3 minutos

La sobriedad.

Jesús es nuestro mejor modelo de sobriedad.

Para comprender mejor en que consiste  debemos recordar como nació y vivió Jesús. Él nos dió un inmenso ejemplo de humildad.

Y no por casualidad lo hizo así. Nos estaba enseñando algo muy importante:

Para ser feliz no hace falta tener mucho, tan sólo a Dios en nuestra vida.

 

Un día escuché a un sacerdote que había estado de misiones un tiempo en Madagascar. Decía que allí no tenían luz, ni agua. Para conseguirla debían andar varios kilómetros hasta un pozo. Su sueldo al mes no llegaba a los 100 € y comían casi siempre purés o sopas con semillas de plantas, patatas… A pesar de todo eso, lo que más le llamaba la atención es que cantaban y bailaban mucho, reían y estaban alegres… en definitiva, eran felices.

Nosotros, que vivimos en una sociedad materialista y consumista donde constantemente vemos anuncios que nos invitan a comprar coches, ropa, juegos… nosotros que con tan sólo una mano obtenemos la luz y el agua en un instante… vivimos mucho más tristes.

Muchas personas se quejan constantemente por no tener esto, por no tener aquello, algunos dedican sus días a trabajar sin a penas descanso para ganar más y más dinero.

Y lo peor de todo es que cada vez hay más personas con depresión, que viven muy amargadas porque no tienen lo que desearían, personas tristes y constantemente preocupadas más en las cosas que incluso en las personas.

Todo esto es por la falta de tener a Dios como la principal fuente de felicidad. Tenemos demasiadas cosas materiales pero nos flata lo principal.

Al igual que Jesús, nosotros, los cristianos hemos de vivir disfrutando de lo que tenemos, de lo que Dios nos regala, sin pretender querer tener más de lo necesario.

¿Para qué tener 4 pares de zapatillas de deporte si casi siempre te pones las mismas? Mejor, regala algunas a algún necesitado. ¿Por qué tienes que comprarte la última mochila que has visto a una compañera si la tuya está casi nueva?… al final nos pasa que se nos mete esa mentalidad de comprar por comprar.

Ir a la moda no está mal, pero no debe obsesionarnos. También el controlar nuestros deseos es un buen modo de lograr ser sobrios.

Los caprichos en la comida se han de controlar, por ejemplo. Si te han dicho que tomarás helado el fin de semana, no quieras adelantarte, ni tampoco tomar luego el doble por la ansiedad de la espera. En lugar de echarte 3 cucharadas de cacao en polvo en la leche, échate 1 y en lugar de tener el grifo del agua abierto tanto en la ducha, acorta el tiempo.

Cuanto más lleno de cosas tienes el corazón más vacío de Dios y por tanto, menos feliz.

No es que sea malo tener vestidos, juguetes, dinero… el problema está en pensar que eso lo necesitamos para ser felices como ya te expliqué en otra clase. Y nos puede llevar también a vivir constantemente envidiando la vida de los demás.

Solo Dios basta.

La sobriedad reporta una vida sencilla pero con una gran fortaleza interior a las personas que la consiguen.

Serán más fuertes en un futuro cuando vengan dificultades, sabrán apreciar más todo, son más cuidadosas, no están constantemente de mal humor por lo que no tienen sino que disfrutan lo que sí que tienen. En definitiva, son personas con gran fortaleza interior que no se derrumban facilmente y desprenden alegría a su paso.

Por esto, los cristianos hemos de esforzarnos por tener una vida digna marcada por la sobriedad, lo que no quiere decir que tengas que ir con ropa vieja y rota.  No olvides que eres hijo de Dios y eso te da una dignidad sublime que se ha de notar en toda tu vida, incluyendo el cuidado de los bienes que Dios nos regala.

Las cosas que necesitamos nos la va regalando Él. Si nos dejamos arrastrar por ese consumismo acabaremos esclavos.

Y Dios desea que vivas con un corazón libre para que puedas amar de verdad.

 

Puedes ver esta publicación en YouTube:

PRACTIQUEMOS LO APRENDIDO.

Hay dos mandamientos que pueden tener relación con la virtud de la sobriedad. ¿Sabrías decir cuáles?.

El Beato Carlos de Foucauld es un buen ejemplo de vida sobria. Escribe en qué aspectos se observa esta virtud en su vida.

¿Qué serías capaz de hacer tu para llevar una vida más sobria?

 

Un saludo, la Paz y hasta muy pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies