De punky y drogadicto a evangelizador. ¡No te creerás cómo salió de ahí!

Tiempo de lectura: 2 minutos
Este testimonio nos demuestra cómo cuando crees que has tocado fondo y nadie te quiere, cuando no encuentras la salida…ahí, en ese sufrimiento encuentras a Cristo, que te levanta, te reconstruye y te da la oportunidad de comenzar una nueva vida. 

Veamos cómo este hombre pudo pasar de pucky y drogadicto a evangelizador

Durante la adolescencia y juventud podemos perder el rumbo de la vida, sentir que no valemos tal cuál somos, caer en complejos, engaños…

Esto puede llevarnos a buscar una salida que nos ayude a olvidar esa realidad que nos hiere, cayendo en una vida mísera de la que ni nosotros mismos sabemos salir. 
Detrás de jóvenes que vemos pertenecientes a bandas urbanas, grupos extremistas o radicales violentos, hay una persona con una historia pasada que le ha llevado a esa situación. No han nacido así, se han hecho por las circunstancias desfavorables en las que han crecido.
Pero no hay que irse a los extremos, incluso detrás de esos adolescentes que se emborrachan hasta el coma etílico o que consumen drogas, también hay una raiz que si se escarba un poco, se consigue encontrar. Hay un por qué de esos comportamientos.
Como decía anteriormente, pudiera ser una sensación de abandono familiar, de haber sufrido acoso, por sentirse discriminado por el grupo de amigos…
Cualquier situación que se haya ido prolongando en el tiempo y no haya sido sanada, puede llevar al adolescente a buscar una alternativa en su vida, algo que le haga olvidar y le dé un subidón.
Por esto, es importante tener en cuenta que esa persona sufre interiormente y, aunque aparente lo contrario, no le gusta esa vida que tiene.

Dios, que escruta el corazón de cada uno, que ve nuestro interior y conoce cada rincón de nuestro ser, lo sabe.

Te pone acontecimientos para salvarte, te pone ángeles a tu al rededor, extiende su mano para sacarte del seol. Para sacarte de esa situación de sufrimiento profundo. Esto se hará en la medida que te dejes encontrar por Él. Si estás abierto a Él, lo podrás percibir.
Eso es lo que le ocurrió a éste hombre, ahora padre de familia numerosa. Que pasó de ser un punky y drogadicto a  evangelizador y feliz.
Nos relata cómo llegó a salir de esa desesperante situación ante la que ya no encontraba salida:
Unas catequesis del Camino Neocatecumenal lograron que de un día para otro dejara la vida punk, todos los vicios y arreglara las cosas con su familia. Ya estando en esta realidad eclesial conoció a la que hoy es su mujer, ella también entró en la Iglesia, y juntos crearon esta familia numerosa.
Podéis ver toda la noticia en este enlace:

Si te ha parecido interesante compártela para que se conozca la verdad.

[irp]
Y no te olvides suscribirte al blog para recibir más novedades en tu correo.
Un saludo y hasta pronto:
ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies