El pecado en el mundo: Adán y Eva

El pecado original Adan y Eva
Tiempo de lectura: 5 minutos

LA ENTRADA DEL PECADO EN EL MUNDO. ADÁN Y EVA

En el libro del Génesis, en el capítulo 3, podemos encontrar como entró el pecado en el mundo por medio de Adán y Eva. Y hay toda una serie de detalles muy interesantes que nos ayudarán a comprender mejor su significado.

Dios había creado a las personas, que como ya vimos en otra clase, la humanidad está representada en Adán y Eva.

Ellos vivían muy felices en el mundo tan maravilloso que Dios había creado para ellos, bueno, para todos nosotros. Este lugar se conoce como el paraíso. Allí no existía el mal, recuerda lo que te expliqué en la clase sobre la creación del mundo: Dios todo lo hizo bueno y perfecto.

Allí dispuso Dios un árbol, el de la Vida, en el centro, el árbol del Bien y del Mal.

Dios les dijo a nuestros primeros padres:

– «De todos los árboles del jardín podéis comer, pero del árbol de la ciencia del Bien y del Mal no comeréis, porque el día en que comiéreis de su fruto moriréis»

Pero un día, el demonio que tenía mucha envidia de ellos porque vivían muy felices, tomó la forma de una serpiente y se le acercó a Eva. Le preguntó que porqué no comía a lo que ella le dijo que Dios lo había prohibido porque morirían.

–  «De ningún modo»- le replicó el Demonio- «Dios sabe que si coméis de el vuestros ojos se abrirán y seréis como Él. No tenéis que obedecerle, podéis hacer lo que queráis ¡Pruébalo!»

Entonces Eva se dejó engañar, se acercó, cogió el fruto prohibido y lo comió. Entonces corrió hacia su esposo, se lo ofreció y éste al fin también comió.

Enseguida se les abrieron los ojos y se dieron cuenta que estaban desnudos. Cosieron ropa con hojas de higuera y escucharon a Dios que les buscaba porque se habían escondido ya que tenían miedo.

Cuando Dios les preguntó quién les había hecho ver su desnudez si es que acaso habían comido del árbol que les prohibió, ellos se excusaron echándose la culpa.

Dios les dijo que por haber hecho eso, por haber usado para el mal su libertad, desobedeciendo,  serían expulsados del Paraíso.

Tendrían que vivir de su trabajo con fatigas y cansancio, con dolor y con la muerte.

Sin embargo, Dios se compadeció de ellos y les hizo una promesa:

–        «Podré enemistad entre ti y la Mujer» -dijo a la serpiente-, «entre tu descendencia y la suya y ésta aplastará tu cabeza» (Gen. 3, 15)

La Mujer que indica se refiere a la Virgen María y la descendencia es Jesucristo que venció al mal al resucitar.

SIGNIFICADO DEL PECADO EN EL RELATO DE ADÁN Y EVA.

A esto se le llama el pecado original. Tan sólo el bautismo nos lo borra pero las consecuencias las seguimos viviendo todos nuestros días.

Nos queda para nuestra esperanza esa gran promesa del Mesías, es decir, de Jesucristo que salva el mundo.

Quizás pienses que esa historia tiene un final triste y que no tiene nada que ver contigo. Pero tiene más de lo que crees.

Si te das cuenta, en un principio todo era armonía, paz y felicidad en el paraíso, o sea, la tierra que Dios había creado originalmente para nosotros.

Sin embargo, Dios nos ha hecho libres, podemos elegir el bien o el mal. Ellos desobedecieron y esto les llevó a la muerte.

Pero si seguían vivos!, te preguntarás. Esta muerte en la biblia significa en muchas ocasiones la muerte interior, el vivir con el sufrimiento que conlleva el pecado.

Desobedecer a Dios es pecar.

Entonces, ¿tenemos que obedecer sus órdenes como soldados? Así no se puede ser libre, quizás pienses. Verás, Dios es amor y nos ha creado para amar y ser felices. Él tiene pensada una historia en nuestra vida, si hacemos lo que nos dice, seremos muy felices. Si hacemos otra cosa nos separaremos de su amor y entraremos en esa muerte de la que Dios les advirtió a Adán y Eva si comían del fruto prohibido.

Somos libres en elegir a Dios que nos dice donde está el bien o hacer lo que creamos nosotros conveniente sin tenerle en cuenta a Él, cayendo en pecado.

No hay que olvidar a un personaje muy importante y muy malvado cuyo trabajo es hacernos muy infelices y para ello nos miente.

El relato dice  que el Demonio tomó forma de serpiente. Esto es lo primero que hace: se disfraza de algo, en forma de pensamiento que se te viene a la mente o incluso por medio de personas, música, películas… y de esta manera, tu no te das cuenta.

Te dice cosas que te suenan muy bien, que te resultan atractivas, apetecibles… te dice que no pasa nada si haces eso que tu madre te había dicho que no hicieras o si mientes para que no te pillen que no has hecho las tareas… al final, te vas dejando llevar y caes en el pecado.

A esto se le llama caer en la tentación. El Demonio te muestra una realidad que sin el Espíritu Santo, no serás capaz ni de darte cuenta ni de ser fuerte ante esa tentación. Por esto pedimos en el Padre Nuestro, no nos dejes caer en la tentación. Eva cayó en la tentación.

El pecado hizo que el orden que Dios había querido para el mundo y para nosotros, se trastocase.

Cuando el texto del Génesis nos habla de que a Adán  y a Eva se le abrieron los ojos, significa que sus conciencias se abrieron. Sabes que tenemos una conciencia que nos dice si algo que hemos hecho está bien o mal.

Otro detalle del relato es que ese primer pecado lleva a más. Porque cuando se peca, no solo se comete un mal y ya está. Un pecado siempre llevará a otro, y este puede llevar a otro… 

Además, repercute no solo en ti que has mentido o desobedecido, si no que también a los demás les afecta. A tu madre, hermanos, amigos…

Eva desobedeció a Dios porque se dejó tentar por la serpiente y después convenció a su esposo Adán para que también pecara, o sea, los dos desobedecieron a Dios.

Pero después, cuando Dios les preguntó, Adán le echó la culpa a Eva y Eva a la serpiente. Es decir, que, al igual que hacemos nosotros muchas veces, culpamos a los demás de nuestros errores y pecado.

Así entró el pecado mediante Adán y Eva en el mundo y desde entonces las guerras, injusticias, hambre, peleas… existen.

PRACTIQUEMOS LO APRENDIDO.

¿Eras consciente de que el Demonio se puede disfrazar para tentarte sin que te des cuenta? Pon algún ejemplo.

Busca una imagen de la capilla Sixtina del Vaticano que hace relación a esta entrada del pecado en el mundo por medio de Adán y Eva. Escribe su nombre y autor.

 

Puedes ver esta publicación también en mi canal de YouTube Buscando respuestas. Educando con fe y razón:

 

Puedes suscribirte al programa Educando con fe y razón de iVoox si prefieres escucharlo en audio y descargártelo: https://www.ivoox.com/40390868

Contacta en:
buscandorespuestas2017@gmail.com
areareligioncatolica@gmail.com

Un saludo, la Paz  y hasta la próxima clase:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies