Informe OMS esterilidad mujeres control fertilidad mediante las vacunas
Defensa de la Vida humana,  Defensa del Cristianismo

Vacunas de la OMS para control de la fertilidad de las mujeres

Las vacunas de la OMS para esterilizar a las mujeres

La pandemia, queramos o no, nos ha hecho un gran favor: destapar la realidad que hay detrás de la OMS. Sobre todo cuando analizamos porqué tanto interés en las vacunas.

Ciertamente, antes de esta crisis sanitaria, algunos llevábamos un seguimiento sobre las acciones que, tanto esta organización como tantas otras afines a la ONU, llevan a cabo para implantar la ideología de género por medio de programas de salud sexual y reproductiva. Sin embargo, quizás se nos escapaba la realidad que se esconde tras las campañas, muchas de ellas, de vacunaciones masivas.

Investigando sobre ciertas cuestiones, me topé con un documento bastante revelador de la OMS: un informe publicado en el año 1992, en Génova, llamado: «Las vacunas reguladoras de la fertilidad».

Antecedentes de la OMS para controlar la fertilidad y reproducción de las mujeres

Si analizamos con detenimiento datos, hechos pasados y presentes, comenzaremos a atacar cabos suelos y podemos llegar a abrir los ojos y darnos cuenta de que no es todo tal y como pensábamos.

No es algo que deba sorprendernos, pues ya sabemos que la OMS alienta el aborto y la hipersexualización de los menores mediante la ideología de género

Anteriormente a este documento, ya en 1972 ,se estableció el “Programa Especial de la OMS de Investigación, Desarrollo y Formación de Investigadores en Reproducción Humana”. El desarrollo y evaluación de métodos nuevos y mejorados de regulación de la fecundidad se estableció como un objetivo principal.

OMS «Fertility regulating vaccines»: «Las vacunas reguladoras de la fertilidad».

Más claro no lo pueden decir. En este documento se observa claramente que pretenden controlar la fertilidad de las mujeres mediante las vacunas.

Esta Organización afín a la ONU, dirige estrategias a nivel mundial entre las que se encuentran las llamadas de “políticas familiares”.

Esta expresión esconde lo que también la llamada “salud sexual y reproductiva”, que como ya he explicado en numerosas ocasiones, no es más que aborto y métodos anticonceptivos.

El documento muestra cómo van introduciendo la idea, más bien la necesidad, de controlar la fertilidad a las mujeres para lo que las vacunas las presentan como ideales.

El informe de la OMS para el control de la fertilidad de las mujeres mediante las vacunas, está fechado en Agosto de 1992, en Génova.

En él se expone en un primer lugar los antecedentes que llevaron a los científicos a investigar y hacer posible una vacuna que provocara la infertilidad de las mujeres. Punto clave para su impulso, supuso la revolución sexual de los años 60.

Ya sabemos que esta revolución fue impulsada por grupos afines al marxismo y produjo un antes y un después en el tema de las relaciones sexuales. Supuso la apertura a las relaciones sexuales liberticidas, los métodos anticonceptivos, el divorcio… y ahora estamos con la ideología de género.

A lo largo de él se va explicando el proceso de los ensayos clínicos que pasó por diversas fases. Indicaban las dudas y preocupaciones que surgían, los efectos adversos, los éxitos obtenidos, así como lo que se esperaba lograr. Todo por el bien de la salud de las mujeres. Pues tal y como lo expresan, ellos son los “defensores de la salud de la mujer”.

Llama la atención que en este informe de la OMS, ya no se trata el tema de la vacuna sobre la base de la «planificación familiar». En el Anexo 2 se habla del nuevo enfoque de las vacunas «desde la perspectiva del desarrollo de nuevas tecnologías».

Objetivo: disminuir la población mundial

Pero además hay un aspecto altamente relevante que está incluido en este informe: Reconocen que las investigaciones que se habían realizado anteriormente sobre el control de la fertilidad de las mujeres, tenía como fín disminuir la población.

Entre la década de 1960- 1970 hubo casos de mujeres que fueron esterilizadas sin su conocimiento y de que fueron inscritas en ensayos de anticonceptivos o inyectables sin que se les pida que proporcionen su información consentimiento.

En algunos países, no se informó a las mujeres sobre los posibles efectos secundarios de métodos como el dispositivo intrauterino (DIU).

El resultado fue la sospecha acerca de programas o políticas que parecían estar impulsando la planificación familiar.

De hecho, de un examen de la literatura sobre políticas demográficas y de población de las décadas de 1960 y 1970 se desprende claramente que el objetivo demográfico de controlar el crecimiento de la población fue la principal motivación para la investigación y la introducción de los primeros anticonceptivos «modernos» (p. Ej., La píldora y DIU), partiendo de la hipótesis de que reducir la tasa de crecimiento de la población contribuiría al desarrollo económico, los movimientos de mujeres, tanto en el desarrollo y los países desarrollados, comenzaron a ver la investigación anticonceptiva y las políticas de población como parte de un intento global de controlar la población al enfocarse en los cuerpos de las mujeres

Es por ello por lo que con el tiempo las disfrazaron de políticas medioambientes, con el cambio climático y se comenzó a mentalizar a la sociedad y a las mujeres en concreto, para que cambiaran sus estilos de vida familiares a familias más pequeñas.

De hecho, ese mismo año, en 1992, tuvo lugar la Cumbre de la Tierra en el Rio de Janeiro que dio lugar a la Agenda 21. Todo un programa para despoblar la población con el fin de preservar a la Tierra de la acción destructora del ser humano.

Y no por casualidad, en este informe, entre los que aparecen aportando grandes sumas de dinero para llevar a cabo la elaboración de estas vacunas, se encuentra la Fundación Rockefeller.

Las vacunas contra el Covid altamente sospechosas

Actualmente parece que ser que tan sólo una minoría de la población está teniendo en cuenta la realidad que se esconde tras la ONU.

Pero no debería de ser algo que nos sorprenda a estas alturas, tras un año de mentiras y manipulaciones por medio de los grandes medios de comunicación.

Muchos son los estudios que están elaborándose que avalan el objetivo de la OMS de reducir la población mundial. Ejemplo tenemos en el informe publicado por la Asociación Libertas, que relacionan la posible esterilidad con las vacunas contra la Covid-19.

Esto, considero que, como mínimo, nos debería de poner en alerta para protegernos

Aquí te dejo el vídeo que trata este tema, censurado por YouTube y vuelto a subir:

Un saludo, la Paz y hasta pronto.

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: