Descubre los beneficios del padre para la felicidad del hijo

beneficios del padre para el hijo
Tiempo de lectura: 8 minutos

Los beneficios del padre para que el hijo llegue a madurar de un modo equilibrado, armónico y por tanto, más feliz, son inmensos.

En este artículo te expongo los beneficios principales que tras numerosos estudios, se han encontrado correlativos entre la figura del padre y el éxito del hijo.

El modelo de padre ha sufrido en las últimas décadas un cambio radical.  Hace unos años el padre era autoritario, distante, poco cariñoso y  no se implicaba en el hogar ni con la educación de los hijos. Actualmente la situación es todo lo contrario: no es dificil ver a padres con los hijos en el parque o comprando en el supermercado.

Sin embargo, debido a la ideología de género, se ha introducido la visión de que padre y madre son roles sociales.

Es decir, que son unas construcciones sociales que hemos hecho por consenso dentro de nuestra cultura, como pudiera ser el cambio de hora de invierno a verano. Somos, según esta ideología, intercambiables. Puedes elegir ser padre o ser madre, no según tu sexo biológico, pues esto para los partidarios de esta teoría, es irrelevante. Tu decisión de coger un rol u  otro será en base a tus gustos, a lo que sientas simplemente.

Evidentemente se han cargado de un plumazo toda la base científica que sostiene las diferencias biológicas, físicas, psíquicas, comportamentales, emocionales y hasta espirituales que hay entre hombre y mujer.

Y esto no tendría la menor importancia si no llega a ser por un detalle: esta mentalidad está calando fuertemente.

Y a la figura del padre le ha hecho mucho daño. Te explico porque:

Al considerarse ambos iguales: varón y mujer, los beneficios de un padre, su masculinidad no se aprecia.

Se ha pasado de ese padre autoritario, que si bien no de un modo idóneo, sí que sabía los valores que debía enseñar a los hijos. Era respetado por su esposa y sus hijos, a la vez que por la sociedad. Mostraba rectitud y firmeza (en exceso a menudo) pero sabía poner límites y normas a los hijos.

Actualmente el perfil de padre con el que se relacionan los padres suele ser todo lo contrario: un padre hiperprotector, permisivo y demasiado transigente. Un padre que no sabe bien qué ha de enseñar a sus hijos ni qué ha de delimitar. No sabe hacerse de respetar, no sabe ejercer su autoridad: firme como roca pero cariñoso como la miel.

Y no sabe porque la sociedad misma le ha llevado a este deterioro.

Gracias a las feministas de género, el padre se muestra cada vez más ridiculizado, inferior a la mujer, prescindible para la crianza de los hijos. Un pelele innecesario.

De todos es sabido que estas feministas radicales odian, por lo general, a los hombres.

Y ellas son las que están metidas en todas las instituciones públicas, con enormes millonadas de dinero en subvenciones, con una inmensa influencia y con gran poder sobre las leyes que los gobiernos imponen.

Tal es el caso de la ley de violencia de género, en vigor en España desde el 2004 y de la que hablaré en otra  ocasión.

Se está introduciendo un matriarcado social y educativo, como nos recuerda María Calvo Charro, profesora y escritora. Esto es sin duda debido al desprecio hacia el hombre y en concreto hacia la paternidad.

Se censura la masculinad del hombre por ser tachado como un violento, se le reprime su verdadera naturaleza masculina y cualquier gesto de autoridad es censurado.

Como supondrás esta situación supone automáticamente la destrucción de la familia. Y no estoy exagerando pues como más de una vez ya he comentado, en España tenemos un fresco y vivo ejemplo de ello: del ranking de países de Europa, España está en el primer puesto.

divorcios españa. Beneficios padre

Es por esta degradación de la figura del hombre por lo que te expongo los beneficios incalculables que tiene un padre para el correcto desarrollo del hijo.

La paternidad no consiste en implicarse en la educación del hijo cambiando pañales, llevándolo a actividades extraescolares o ayudándole en los estudios. Abarca muchísimo más.

La figura del padre, su presencia activa, es crucial para el hijo de cara a su maduración en todas sus dimensiones.

Se puede apreciar la huella de la educación que este ejerce desde incluso los primeros momentos de vida. A lo largo de su infancia se irá evidenciando cómo el padre ejerce una gran influencia en distintos aspectos de un modo distinto a como lo hará la madre: en sus preferencias, actitudes, intereses, formas de socializarse, su afectividad, su sexualidad. En general se apreciará en su forma de integrarse en la sociedad y vivir la vida.

Los rasgos que voy a exponer no quiere decir que si el hijo es criado sólo con la madre, no los pueda adquirir. Lo que sí que hay que considerar es que dada la diferencia en la naturaleza del varón y la mujer, sus características innatas en el hombre son más adecuadamente despertadas en el hijo varón o la hija. Este hijo necesitará una figura paterna como referente y que sea beneficiosa y un modelo positivo para este.

Su modo de relacionarse, de expresarse, de actuar, sentir… es diferente pero complementario con la madre. Si el hijo no tiene algún modelo masculino bueno en su vida durante su crecimiento, su educación queda coja y por lo tanto esa carencia se reflejará de una manera u otra. Claro está que influyen otros aspectos como la forma de ser de la madre y del hijo, el tipo de vínculo que tengan y las relaciones del hijo con su entorno, familiares, amigos…

Hay estudios, como los de la Dr. Louann Brizendine, que sostienen que el juego paterno es más creativo, impredecible y por lo tanto, más estimulante y divertido.

El papel del padre en la familia

Al hijo le darás más herramientas y oportunidades para que pueda explorar el mundo que le rodea. De esta forma le fomentará la curiosidad, la creatividad y le estará incitando a la búsqueda constante de alternativas y novedades.

En un estudio longitudinal durante 16 años, Grossmann observó que el juego desafiante y sensible de los padres varones, era una clave en el éxito del hijo.

Un padre le empujará a su hijo a escalar más alto, a pedalear hasta la última gota de sudor...

Le invita a salir del apego materno que puede ser perjudicial en extremo.

Es el puente humano que une al hijo con la vida pública de compromiso y responsabilidad como nos recuerda el escritor Paul Josef Cordes.

Por lo tanto virtudes como la creatividad, la alegría, constancia, emprendimiento o la asertividad quedan fortalecidos en el hijo.

A su vez, este padre, no le socorrerá inmediatamente ante las adversidades, por no estar tan implicado como la madre en el aspecto emocional. Al no ser tan dado como la madre a proteger al hijo: que no se haga daño, no pase hambre, frío, no sufra… lo dejará más libre en este sentido. Esta actitud paterna le ayuda a tener más resistencia en un futuro frente a las adversidades, a ser más fuerte emocionalmente y a tener mayor tolerancia cuando las cosas no marchan como a el le hubiesen gustado. Datos que los corrobora el Dr. Pruett en su obra El rol del padre, la función irremplazable.

Un padre comprenderá mejor que una madre la necesidad que tiene un hijo varón de la competición en los juegos, sus triunfos y derrotas. A su hija, más dadas las mujeres a la cooperación, le podrá despertar este valor también muy necesario.

Virtudes como la fortaleza, la resiliencia, la capacidad de frustración, la aceptación de derrotas, la tolerancia y la tenacidad, quedarán presentes en el hijo.

Cuando el hijo se sienta apoyado por el padre, hará que sea menos dubitativo o temeroso en las decisiones que tome. La aprobación paterna, por ejemplo, en aficiones deportivas o actividades sociales, adquieren una importancia superior a la que pueda darle una madre.

Esto le reportará una gran estabilidad, serenidad, seguridad en sí mismo y gran autoestima.

Al sentirse amado y aceptado por el padre tal cual es, le supondrá un fuerte equilibrio afectivo y emocional.

Las palabras que un padre pueda dar a su hijo en un momento determinado pueden ser cruciales para éste (también negativamente).

Con palabras del escritor Meg Meeker, las palabras del padre:

Pueden llegar a encender en el hijo esa pasión que le ayudará a conseguir cualquier objetivo que se proponga»

Los resultados  de los estudios que realizó la psicóloga del desarrollo Susan Bernadette- Shapiro, mostraron que los hijos que han crecido con un adecuado vínculo con el padre mostraron de adultos mayores niveles de empatía.

También Sarkadi sostenía en sus estudios la correlación positiva entre la paternidad y el éxito de sus hijos:

  • Mayor rendimiento académicos con niveles más altos de educación.
  • Mejores conductas sociales y comportamentales.
  • Bajos índices de violencia, agresividad, delincuencia
  • Salud y bienestar en general.

Frank Furstemberg y Kathleen Harris llevaron a cabo una investigación que confirma esta idea de que la cercanía paterna es índice de éxito en el niño 25 años más tarde. Tal y como nos describe Kyle D. Pruett en su obra anteriormente citada.

A su vez, este psicólogo nos expone que aunque a la edad de la adolescencia, principalmente, sea normal que el hijo intente probar sus fuerzas mediante una conducta que se rebela constantemente, es cuando más va a necesitar al padre.

La autoridad y los límites paternos serán necesarios para afianzar su seguridad  y clarificar sus objetivos que aún están por delimitarse.

Tomás Melendo nos recuerda que el padre ha de ser modelo de justicia. Será el empuje necesario para la realización de las tareas más difíciles. Cuántas veces ellos son los que animan a sus hijos a enfrentar esas dificultades como retos a conseguir. Y cuántas veces incluso lo hacen pareciéndonos a las madres peligroso quizás. Es símbolo de rectitud confundido erróneamente, en bastantes ocasiones, con autoritarismo.

De nuevo María Calvo Charro nos explica que el padre es capaz de frenar la actitud de superioridad que pueden mostrar los hijos adolescentes al querer ponerse por encima de los progenitores. Sobre todo será con la madre con la que se enfrenten más. Ante esto el padre es clave para saber mostrarle el papel a sus hijos en la escala jerárquica que debe haber en toda familia.

https://buscandorespuestasemet.com/padre-de-familia-aporta-a-hijos/

No podemos olvidar en este repaso de los beneficios del padre para el desarrollo del hijo otro aspecto esencial: la identidad sexual.

A los hijos varones les supondrá un modelo de masculinidad vital que les reportará seguridad en sí mismo. Les ayudará a aceptarla, generalmente, con total normalidad.

A las hijas les afirmará su propia identificación femenina al observar esa diferencia con el, será modelo de padre y le servirá para reforzar su autoestima cuando se sienta amada, aceptada y respetada por este.

El padre sabrá también mejor que la madre, entender y explicar al hijo varón, los cambios físicos y psíquicos que su cuerpo comenzará a experimentar. Sobre todo a partir de la pre- adolescencia, su aportación en este sentido será tremendamente positiva.

Como has podido apreciar la figura del padre es más relevante de lo que nos hacen llegar, verdad.

La familia, padre, madre e hijos es un equilibrio perfecto.

El hijo, fruto del amor de ambos padres, adquiere su madurez acogiendo de cada uno grandes beneficios que le enriquecen como persona, le capacitan para vivir más equilibradamente. Y sobre todo, le enseñarán a amar, haciendo las cosas por amor, construyendo así, entre todos, una sociedad más humana, más desprendida y más feliz.

Sin olvidar nunca que el mejor modelo que tenemos para aprender la belleza de una comunión de personas es la Sagrada Familia. Fundada en la fe, que sostiene nuestro sentido de la vida, en la esperanza, que nos mantiene despiertos, en movimiento y alegres. Y, sin olvidar, la caridad, el amor sublime que hace de la familia una roca fuerte y fecunda,  y un lugar lleno de paz y vida.

Hasta aquí en esta ocasión. Espero que te haya resultado de provecho y si es así, dalo a conocer, para que se revalorice el papel del padre con su verdadera masculinidad.

Si te has quedado con ganas de completar y saber de los beneficios del padre un poco más, desde aquí mismo puedes acceder a un artículo que escribí hace tiempo sobre el padre en el que encontrarás algunas aportaciones interesantes aparte de las que has leído aquí.

Un saludo y hasta pronto:

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies