Los orígenes que quizás no conocías de la Pascua Cristiana

origenes pascua cristiana

 Los orígenes de la Pascua Cristiana se remontan a tiempos muy lejanos.

Conviene conocerlos para comprender mejor el significado de lo que celebramos actualmente en la noche de la Pascua.

La Pascua » Pesach» (pésaj o pésag), que significa paso, se comenzó a celebrar como una celebración que exaltaba la llegada de la primavera. Era el paso del invierno a la primavera.  Israel aún no existía como pueblo. Era una festividad popular entre los egipcios y semitas.

La primera fiesta de la primavera o pesash, se remontan a hace 4700 años en Egipto según los estudios llevados a cabo.

Esta  fiesta se realizaba siempre en luna llena. 

En esta noche se ofrecía en sacrificio las primicias del rebaño (eran pueblos nómadas de pastores en un principio). Con la sangre del cordero aspersaban la entrada de sus tiendas (vivían en tiendas de tela) y así aseguraban su protección y defensa de los espíritus malignos. Tambien creían que así  aseguraban la fecundidad de su rebaño.

origen de la pascua cristiana

La fiesta de la primavera también evocaba los días de la creación. De ahí que durasen 7 días.

Con el paso del tiempo se hicieron sedentarios y comenzaron a cultivar las tierras pasando a convertirse la ofrenda también en productos agrícolas. Cocían con las primicias de la siega de la cebada un pan sin levadura ( no podían usar la levadura preaparada con masa vieja para el pan nuevo).

Bien, pues ya tenemos unos datos de los orígenes de la Pascua cristiana que resaltan unos elementos muy importantes de ésta: el cordero y el pan ácimo.

Ahora veamos qué tiene que ver la Pascua cristiana con la Pascua Hebrea.

Los hebreos, como todos los que vivían bajo esa cultura, celebraban también esta fiesta.

Al paso de los siglos, tras el surgimiento de Israel, éste comenzó a relacionar la fiesta de la primavera con el gran acontecimiento que transformó su situación de opresión que vivían en Egipto.

¿Te acuerdas que en la biblia se narra que el pueblo de Israel pide al Faraón salir de Egipto al desierto para celebrar una fiesta? Pues seguramente que se refería a esta fiesta de la primavera.

Como sabemos, el pueblo de Israel estuvo 400 años esclavizado por el Faraón. Ellos clamaban a su Dios que les liberase.

El Señor escuchó su voz desde lo alto y les envió a Moisés.

Esa noche en la que estaban reunidas las familias, con las ofrendas preparadas para cenar, fueron avisados por Moisés que pintaran las jambas de las puertas de sus casas con el cordero del sacrificio. Así, todos los que estuviesen en la casa, serían protegidos por el Señor, del ángel exterminador que pasaría matando a todos los primogénitos. Tan sólo los hebreos que no tenían el corazón corrompido por los ídolos egipcios, obedecieron este mandato y fueron salvos.

Y fue precisamente, no por casualidad, en esa fecha cuando el Faraón, tras haber visto el poder de Dios en las 10 plagas, les dejó salir de Egipto.

Eran libres por fín!!! Y tras cruzar el Mar Rojo en el que quedaron sepultados los egipcios que, arrepentidos de la marcha de los hebreos, se avalanzaban contra ellos, comenzaron el Éxodo por el desierto hacia la Tierra prometida. Pero esta ya es otra historia que dejaré para otro día.

Por esto, los judíos recuerdan el paso de Dios liberándoles de la esclavitud de Egipto en la noche de la Pascua (Pesach).

El mes judío comienza con el primer cuarto de luna creciente porque Moisés le dijo a su pueblo: «La próxima luna llena salimos de Egipto». Este mes de pésach se le llama Nisan.

Todos los años se reunen las familias en sus casas para cenar (Seder). Los padres tienen un diálogo con sus hijos transmitiéndoles su fe, contándoles lo que hizo Dios en esa noche. Los hijos preguntan y el padre les va contestando.

origen de la pascua cristiana

En su cena hay una serie de alimentos con un gran significado:

HIERBAS AMARGAS: Achicoria, lechuga silvestre, raíces… Son el símbolo de la amarga esclavitud que sufrieron en Egipto.

PANES ÁCIMOS: son los panes sin fermentar, como ya expliqué más arriba, propio de la fiesta de la primavera. También simboliza la esclavitud.

CORDERO: El cordero era sacrificado y asado como un sacrificio ofrecido para el obtener el perdón de los pecados.

HISOPO: Un manojo de hierbas mojado en un plato con sangre del cordero. Recuerda la purificación del pecado y del corazón.

COPAS DE VINO: Hay un ritual de bendición con las copas de vino. Es símbolo de alegría, de vida, de fiesta y de liberación.

La Pascua Cristiana.

Jesucristo quiso hacer coincidir su muerte con esa misma noche del Pesach. Él, como cualquier judío, celebraba la pascua judía y se reunió con sus apóstoles en el cenáculo para cenar.

Pero en esta noche Jesús cambia el significado del contenido: durante la bendición anuncia su propia pascua, proclama que será entregado a la muerte pero que de ésta pasará a la vida.

Transforma la pascua judía en un sacramento donde Él mismo es el cordero sacrificado y su sangre que será derramada, será el acto sublime para el perdón de los pecados.

origenes pascua cristiana

En la actualidad, en cada Eucarístía, desde entonces, celebramos este sacramento vivo que se hace presente en nuestras vidas. Cristo nos pasa a nosotros, gracias a su entrega, de la muerte del pecado a la felicidad de la Vida Eterna. El pueblo de Israel fue liberado de la esclavitud y marchó hacia la Tierra prometida. La vida eterna es la tierra prometida de los cristianos.

Será en la noche de la Pascua, en la Vigila pascual, donde especialmente celebramos este acontecimiento que se hace realidad. No es un recuerdo de aquello que pasó. Es un hecho que se realiza siempre en cada uno de nosotros si lo aceptamos.

El sábado santo es el día que transcurre entre el viernes santo, muerte de Jesús y el domingo de resurrección. En ese día Dios permanece en silencio. Es el vacío, la nada, el absoluto sin sentido que deja a las personas por el sufrimiento de la muerte, del pecado.

Por esto, esa noche estamos en vela, en espera a que pase el Señor por nuestra vida sumergida en tinieblas. Esperamos que pase Cristo resucitado liberándonos de la esclavitud del pecado. Al comienzo de la celebración se realiza el lucernario: se enciende el cirio pascual, porque Cristo, como una luz viva, viene a nuestras vidas a iluminar nuestra oscuridad.

Entonces, tras la proclamación del Evangelio de la resurrección, cantamos exultantes de alegría el aleluya. Las campanas replican, la menoráh (candelabro de 7 brazos) es encendido y el Gloria es entonado.

Es la noche de todas las noches, la noche realmente gloriosa.

Cristo nuestra esperanza ha resucitado!!!

A través del bautismo, donde quedan sepultados nuestros pecados, entramos en esta nueva vida, la de los hijos de Dios.

Por esto, los cristianos seguimos en espera, velando en nuestra vida, esperando la venida definitiva de Cristo que será cuando se de cumplimiento definitivo a estas Pascua, llevándonos a la Vida Eterna con Dios nuestro Padre.

Te deseo que esta PASCUA el Señor pase glorioso por tu vida resucitándote y llenándote de la inmensa alegría que tan sólo Él puede regalar.

Un saludo y hasta pronto!

 

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies