¿Otra vez la Cuaresma?. Conoce curiosos detalles sobre qué es este tiempo.

El tiempo de la Cuaresma
Tiempo de lectura: 5 minutos

Como cada año, llegamos al tiempo de la Cuaresma. Para los cristianos es algo habitual antes de la Semana Santa.

Comienza el Miércoles de ceniza como ya sabemos, pasamos hambre con el ayuno, debemos dar alguna que otra limosna… pero en el fondo quizás nos estemos preguntando: la Cuaresma ¿para qué?

Con tantos medios de comunicación tenemos a nuestro alcance muchísima información de todo tipo. Así que como también sobre la Cuaresma hay de todo, yo no me voy a extender demasiado en lo que ya sabemos, sino en pequeños detalles que quizás se nos olvidan y pasan desapercibidos.

¿Quieres saber más sobre la Cuaresma? ¿Quieres conocer curiosos detalles sobre qué es este tiempo?

Comunmente se habla de la Cuaresma como un tiempo de conversión. Pero ¿conversión de qué, nos podríamos preguntar.

Según encontramos como definición de esta palabra:

Conversión es un término con origen en el latín conversio que hace referencia a la acción y efecto de convertir o convertirse (hacer que una persona o una cosa se transforme en algo distinto de lo que es en primer lugar).

Así que ¿durante la Cuaresma nos transformamos en algo distinto? Vamos a intentar aclararlo.

Aquí está uno de los puntos claves del porqué hace falta este tiempo de la Cuaresma: pasamos de ser una persona a otra pero siendo la misma. Es decir, que sin perder tu esencia de persona, cambias tu corazón, tu actitud, tu modo de ver la vida. Tu interior sufre una transformación. Pero ¿para qué? te preguntarás.

la cuaresma para qué

Pues mira, todos, todos, sí, sí, también tú y yo, estamos sujetos a algo que en la Iglesia llamamos el pecado original y en lo que la sociedad se conoce como errores, limitaciones, faltas, debilidades… Estos pecados se deben a que estamos inclinados a hacer el mal. ¿No te has dado cuenta tantas veces que te has propuesto hacer algo mejor pero no puedes? Y te sale contestar mal, ser un desagradable y arisco, no ayudar a los demás… y un sinfin de cosas que aunque mira que lo intentamos, parece imposible a veces.

Pues esto es por lo que te digo: la inclinación a hacer al mal. (La culpa la tienen Adan y Eva)

Cuando reconocemos que nos pasa eso, (primero hay que ser consciente de que eso nos ocurre porque en caso contrario seguiremos así toda la vida) es cuando intentamos buscar una solución. Porque claro, esa manera de actuar no nos hace muy felices, no?

Bien, aquí tenemos el porqué necesitamos la Cuaresma: es un tiempo en que miramos hacia nuestro interior y vemos nuestra debilidad, reconocemos que solos hay cosas que no podemos hacer y que necesitamos de Cristo resucitado.

Reconocemos que el pecado nos lleva a una vida esclava y con un profundo sufrimiento sin sentido.

“Cuando no vivimos como hijos de Dios, a menudo tenemos comportamientos destructivos hacia el prójimo y las demás criaturas, y también hacia nosotros mismos, al considerar, más o menos conscientemente, que podemos usarlos como nos plazca”. (Papa Francisco. Mensaje para la Cuaresma 2019)

Es un tiempo en el que transformamos nuestras actitudes egoístas en una entrega verdadera de amor hacia los demás.

 

la cuaresma para qué

Pero claro, como hemos dicho que es un tiempo, tendremos que saber porqué ese tiempo.

La Cuaresma son 40 días.

Este número en la Biblia viene siempre a indicar un tiempo de purificación, de reflexión, de cambio… es lo que podríamos decir, de conversión.

1. Noé estuvo en el Arca durante 40 días y 40 noches.

Fue un tiempo de incertidumbre, de dudas y temores. Fue un tiempo en manos de Dios donde el Arca iba a la deriva. Dios iba a restaurar una Nueva Humanidad con una Alianza de Amor y fidelidad hacia ellos.

El Arca es la Iglesia. El que está dentro de la Iglesia no muere, es salvado de las aguas de la muerte, del pecado.

El arca de Noé. 40 días.

Este tiempo en el mar simboliza las aguas del bautismo. Todos los Cristianos somos sumergidos en las aguas del bautismo, donde queda el hombre viejo, pecador, para nacer como nuevas creaturas Hijos de Dios.

En las aguas se queda el pecado, la maldad, emergiendo un hombre nuevo liberado por la dignidad de los cristianos.

2. Moisés guío por el desierto al Pueblo de Israel durante 40 años.

También el Pueblo escogido por Dios tiene relación con el número 40.

Fue un tiempo en el desierto que tras haber sido liberados de la esclavitud, debían de recorrer para entrar a la tierra prometida.

Era un tiempo en el que experimentaron que no tenían nada y dependían de Dios. Vieron su debilidad.

Sin embargo, este pueblo constantemente murmuró contra Dios, cayó en la tentación y por esto no pudo entrar en esa tierra prometida, en la vida eterna, en la felicidad.

La cuaresma para qué

3. Tentaciones de Jesús en el desierto durante 40 días y 40 noches.

Jesús tras ser bautizado, con la fuerza del Espíritu Santo, fue al desierto. Estuvo sin comer y cuando sintió hambre es cuando apareció el demonio para tentarle.

De estas tentaciones podemos aprender varias cosas:

  • Las tentaciones hacen referencia a las consecuencias del pecado si escuchamos al demonio y le adoramos.
  • Jesús fue tentado cuando se sentía débil. No fue el demonio a tentarle cuando estaba aún fuerte. Nosotros somos también tentados en cuanto estamos débiles. Por esto hemos de estar fuertes agarrados al Espíritu Santo mediante la ORACIÓN CONSTANTE.
  • Sólos nunca podremos hacer frente a las tentaciones.

  • Las tentaciones del desierto son similares a lo que nosotros en nuestra vida siempre vamos a experimentar: en nuestro caminar hacia la vida eterna siempre estará el demonio pendiente para tentarnos: murmuramos contra la historia de Dios que hace en nuestra vida. Murmuramos contra todos los que no hacen lo que nos gusta. Nos quejamos constantemente por lo que no tenemos sin apreciar verdaderamente lo que sí que tenemos…
  • El desierto es una oportunidad para conocer y reconocer nuestra debilidad. Así podremos en ese combate defender el amor de Dios dentro de nosotros. Aceptar nuestra vida tal y como es, nuestra identidad en Cristo.

  • Ponemos nuestra seguridad en las cosas y no en Dios. Por eso tenemos miedo a que nos falte «el pan». El AYUNO es bueno para controlar nuestro cuerpo que solo busca satisfacción egoísta. Para experimentar el sufrimiento del hambre y unirnos así a Cristo. El ayuno no sólo puede ser de comida, puede servir ayunar de algo que sabemos nos va a costar trabajo: no ver tal programa de televisión, ayunar de tabaco… cada uno sabrá lo que puede hacer por poner al Señor lo primero en ese momento.

 

  • Queremos el éxito laboral, nos desvivimos por ganar más dinero… el ansia de poder es una constante en las personas. Pero Dios nos llama a ser los últimos. Siervos como Cristo. Nos invita a despojarnos de aquello que nos separa de Él. Por esto la LIMOSNA viene en nuestra ayuda más que hacia el que damos dinero. Nos ayuda a desprendernos del dios de este mundo «el dinero» para probar nuestra confianza en Dios.

 

  • El ayuno, la oración y la limosna nos ayudan a experimentar más cerca lo que significa estar crucificados con Cristo.

Y con esto finalizo por hoy.

Espero que te haya ayudado a saber algo más de este tiempo de la Cuaresma.

Y si quieres saber más… no dejes de suscribirte desde aquí mismo para estar al tanto de todas la novedades de este blog.

Compártelo con aquellos que crees que les puede ayudar en este tiempo de Cuaresma.

 

Un saludo y hasta pronto!!

 

Alicia Beatriz Montes Ferrer

 

2 thoughts on “¿Otra vez la Cuaresma?. Conoce curiosos detalles sobre qué es este tiempo.

  1. Magnífica exposición del fundamento de la cuaresma. No debemos olvidar que este tiempo viene en nuestra ayuda, es un regalo que nos hace unirnos más al misterio de Jesucristo resucitado. Es un tiempo de penitencia y de alegría profunda y sosegada

    1. Hola Eva.
      Qué alegría volver a verte por aquí.
      Sí, como dices este tiempo viene en nuestra ayuda. Una batalla diaria que nos une más a Cristo resucitado.
      Un saludo y hasta pronto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies