Ideologías, Nueva Era en la Iglesia Católica
Defensa del Cristianismo,  Ideología de género,  Nuevo Orden Mundial

La Nueva Era, una de tantas ideologías, en el seno de la Iglesia católica

La Nueva Era es una de tantas ideologías dentro de la Iglesia católica que destruyen el cristianismo

Cada vez vamos siendo más conscientes del peligro de algunas ideologías como la Nueva Era. De hecho, ya sabemos que tras la Ideología de género existe toda una agenda a nivel mundial que pretende hacer una nueva humanidad con unos nuevos valores y que nos lleven a profesar a todos la misma ética y religión, laica y vacía de los valores cristianos.

Antecedentes de las actuales ideologías

Esto viene indicado en la Carta de la Tierra que fue publicada en el año 2000, que sirve de guía para las políticas que se imponen en todos los países. Como decía el padre Juán Sanahuja es: El decálogo de la Nueva Era anticristiano. Ideado por masones. Un plan que resume los objetivos de las anteriores conferencias internacionales y cumbres, pero disfrazado de defensa de la madre tierra, la Pachamama o nuestra casa común, como les gusta llamarlo.

En este documento se explicita que “Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos que brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente…como un fundamento común mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales”[1].

La idea es lograr sincretizar todas las religiones, pero acabando con el cristianismo.

Para ello la New Age o Nueva Era, se utiliza como un instrumento que, alimentado por estas ideas, se va introduciendo en todas las esferas de la sociedad incluida la Iglesia. Como he comentado, se trata de un movimiento que lo sostiene la Masonería. Para ello se van mezclando distintas culturas, borrando las diferencias, las identidades propias de cada una de ellas, de sus identidades, haciendo un amasijo donde tenga validez un poco de cada una con la Madre Tierra como suprema y venerada por todos.

Características de la Nueva Era

Lo típico de la Nueva Era es el espíritu de individualismo que permite a cada quien formular su propia verdad religiosa, filosófica y ética.[3]

Ideas como que todo el universo es dios, que todas las religiones son iguales y que cada hombre crea su propia verdad, son algunos de los principios que sostienen sus actividades.

Como vemos es fácilmente observar que estas ideas ya están presentes en la sociedad y un gran número de personas las defienden.

Las ideologías como la Nueva Era nos llevan a una mayor confusión sin una base sólida.

La diversidad que sostiene el argumento de todos sus pensamientos y planes políticos, sociales, educativos… encierra esta realidad: una mezcla difusa donde se pierda el origen y lleve a las personas a la pérdida del sentido, de valores fuertes y principios por los que guiarse.

Expresiones como la convivencia pacífica entre culturas y religiones, la diversidad de culturas y religiones enriquece la convivencia o que Dios se hace presente en las diversas culturas y religiones, pueden ser relativamente ciertas si esto no hiciese que se aparte y anule la propia cultura y religión que sostiene las distintas sociedades y les dan identidad.

Pero desgraciadamente estamos en un contexto que invita a todo lo contrario y se utiliza el mismo lenguaje que la Nueva Era emplea en los textos de la asignatura de religión católica, tal y como muestro en un informe que publiqué sobre el contenido de los libros de religión católica de primaria de la editorial SM.

Es importante tener en cuenta que existe un abismo entre el “dios” que la Nueva Era” sostiene, al Dios cristiano.

En la Nueva Era se promueve un dios anónimo, a la carta, una mezcla de otras divinidades, una energía o ente espiritual. No se tiene una relación personal con él porque es impersonal. Lo que importa es uno mismo, no el encuentro con Dios como en el cristianismo, donde Dios, que es persona, sale a nuestro encuentro, donde Él nos ama primero.

En cuanto a la visión del ecologismo y que también tan machacadamente aparece en textos de los libros de religión y moral católica, llama la atención cómo continuamente se visualiza la acción negativa del hombre con respecto al medio ambiente. Si bien es cierto que muchos de los problemas de contaminación y deterioro del ecosistema son debidos a la acción negativa del ser humano y al mal uso de los recursos, se debe tener cuidado en el modo de expresar estas ideas.

La Nueva Era tiene una visión muy concreta sobre la ecología que puede llevar a confusiones

Las personas valemos, según este pensamiento, lo mismo que una cucaracha o una piedra.  Quedamos desposeídas de nuestra dignidad suprema, consideradas como la plaga que hay que exterminar por ser enemigo del planeta. Es por ello por lo que se impulsan políticas y acciones que nos llevan a disminuir el número de hijos y población. Esto se consigue fomentando métodos anticonceptivos, aborto, esterilizaciones, relaciones homosexuales estériles…

Leonardo Boff, teólogo condenado por la Iglesia católica. Es considerado uno de los padres de la Teología de la liberación marxista cambiada ahora por la ecoteología. Sostiene en sus obras estas tesis. Y además fue el modelo inspirador de la Encíclica “Laudato Sí” del Papa Francisco y está muy presente en los libros de religión de SM.

¿Se han introducido las ideologías de la Nueva Era, del género y el feminismo en la Iglesia? ¿Qué debemos hacer ante esto los cristianos?

Libro: 99 respuestas frente a la ideología de género. Una guía con perspectiva cristiana desde la adolescenciaEstas y otras muchas cuestiones se abordan en mi última publicación: “99 respuestas frente a la ideología de género, una guía con perspectiva cristiana frente a la adolescencia”[2].

 

 

Un saludo, la Paz y hasta muy pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

 

[1]  El New Age es un movimiento pseudo-espiritual de corte esotérico y ocultista, pagano, que incluye teorías erróneas y herejías condenadas por la Iglesia. Contradicen verdades fundamentales de la fe cristiana, y que busca llevar al hombre a creer que puede llegar a ser como dios.

Su finalidad, encubierta bajo un pretendido respeto a todas las creencias, es la destrucción de la fe cristiana. Por ello intenta acabar con la Iglesia Católica y con toda denominación cristiana.

[2]  Puedes pedir información o un ejemplar al correo: beatrizmf@asociacionlibertas.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: