Defensa del Cristianismo,  Santos que dejan huella

¿Cómo murieron los Apóstoles?

¿Te has preguntado alguna vez cómo murieron los apóstoles?

Posiblemente hayas escuchado o leído algo y te puedas imaginar que la forma en cómo murieron los apóstoles fue martirizados. Pero, ¿sabes realmente cómo?

Aquí te dejo unos datos interesantísimos que probablemente no conocías:

Lo que a continuación vas a leer puede resultarte muy desagradable, sin embargo es la realidad que ocurrió. Los apóstoles murieron de una forma muy cruel porque dieron su vida por amor a Cristo. Los enemigos de los cristianos los perseguían y ellos, a pesar de ese peligro, no huyeron, si no que de forma valiente, predicaron hasta su muerte.

1. Mateo:

Sufrió el martirio en Etiopía, asesinado por una herida de espada.

2. Felipe:

Murió en Hierápoles, en Egipto, la actual Turquía, donde sufrió el martirio. Sería más o menos el año 80 después de Cristo. Una leyenda dice que fue crucificado boca a bajo en una cruz.

3. Simón el Cananeo

Cuentan que murió martirizado cruelmente a la edad de los 120 años, pero hay varias versiones, y tampoco se conoce exactamente en qué lugar.

4. Juan: 

Enfrentó el martirio cuando fue hervido en una enorme vasija de aceite hirviendo durante una ola de persecución en Roma.

Sin embargo, fue liberado milagrosamente de la muerte. Juan fue encarcelado en unas minas de la isla de Patmos. Escribió su profético Libro del Apocalipsis allí.

El apóstol Juan luego fue liberado y regresó para servir como obispo de Edesa en la Turquía actual. Murió como un anciano, el único apóstol en morir pacíficamente.

5. Pedro:

Fue crucificado cabeza abajo. Murió en Roma.
Según la tradición de la iglesia, fue porque le dijo a sus torturadores que se sentía indigno de morir de la misma manera que Jesucristo había muerto y por eso le dieron la vuelta.

¿Qué te están pareciendo las formas en cómo murieron los apóstoles? Desgarrador, no crees?

6. Santiago

El Obispo de la iglesia en Jerusalén, fue arrojado a más de treinta metros del pináculo sureste del Templo cuando no quiso negar su fe en Cristo. Cuando descubrieron que sobrevivió a la caída, sus enemigos golpearon a Santiago hasta la muerte.

* Este fue el mismo pináculo donde Satanás se había llevado a Jesús durante la Tentación.

7. Santiago el hijo de Zebedeo:

Santiago tuvo que defender su fe en un juicio. El oficial romano que lo custodiaba se quedó sorprendido por las palabras que dijo. Fue condenado a muerte y el oficial permaneció a su lado acompañándolo. Se convirtió y se arrodilló junto a Santiago para aceptar también la muerte como cristiano.

Santiago fue decapitado en Jerusalén.

8. Bartolomé:

Bartolomé fue martirizado por su predicación en Armenia, donde fue azotado con un látigo.

9. Andrés:

Fue crucificado en una cruz en forma de X en Patras, Grecia.

Los que presenciaron la muerte de Andrés afirmaron, que antes de morir exclamó:

«Hace mucho que deseaba y esperaba esta hora feliz. La cruz ha sido consagrada por el cuerpo de Cristo colgado de ella «.

Siguió predicando a sus verdugos durante dos días hasta que definitivamente murió.

10. Tomás:

Murió por una lanza en India durante uno de sus viajes misioneros para establecer la iglesia allí.

11. Judas:

Fue asesinado con flechas en Persia, cuando no quiso negar su fe en Cristo.

12. Matías:

El apóstol elegido para reemplazar al traidor Judas Iscariote, fue apedreado y luego decapitado por el malvado emperador Nerón en Roma en el año 67.

San Pablo sufrió un largo encarcelamiento que le permitió escribir sus muchas epístolas a las primeras iglesias que él había formado a través del Imperio Romano. Estas cartas, que enseñaron muchas de las Doctrinas fundacionales del cristianismo, forman una gran parte del Nuevo Testamento.

¿Pero cómo murió?

Sorprendentemente en las Escrituras no se nos revela esta información. Tan sólo sus muchos viajes, sufrimientos, encarcelamientos y esas Cartas mencionadas.

Este modo en que murieron los apóstoles puede ser, sin duda, un recordatorio para nosotros de que nuestros sufrimientos aquí son de hecho menores en comparación con la intensa persecución y la fría crueldad que enfrentaron los apóstoles y discípulos durante su tiempo por el bien de la fe. Pero nada en comparación con la gloria y felicidad que nos espera en la Vida Eterna:

“Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, será salvo”.

Si quieres conocer dónde evangelizaron los 12 apóstoles, lo puedes ver aquí.


La información ha sido facilitada por la página de Facebook ORACIÓN Y REFLEXIÓN DEL DÍA, la cual os recomiendo.


Comparte si te ha parecido interesante.

Puedes también aquí conocer los orígenes de la Iglesia católica primitiva.

Un saludo, la Paz y hasta pronto!!

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: