la leyenda negra de la inquisición española
Defensa del Cristianismo

La inquisición española. Leyenda negra. Isabel la católica. Capítulo 3

Capítulo 3. La leyenda negra sobre la inquisición española en la época de Isabel la Católica.

En este tercer capítulo vamos a adentrarnos en el último aspecto de los que estoy exponiendo, que se alega en contra de esta reina para que no sea beatificada: las luces y sombras de la Inquisición española.

En España, durante el siglo XV, no solo estaban los musulmanes y judíos. Existían también los llamados conversos al cristianismo. Eran tratados entonces como ciudadanos con plenos derechos, incluso con acceso al poder, a cargos eclesiales o trabajando para la corona en el palacio de los reyes católicos.

La palabra inquisición quiere decir “averiguar”. Pues, de hecho, pretendían averiguar a los herejes que, siendo cristianos, es decir, bautizados, trataban de cambiar los dogmas católicos. Se estaban dando también casos de muchos falsos conversos. Tanto unos como otros, conversos o cristianos pero alejados de la doctrina cristiana, hacían mucho daño a la Iglesia. Y tal y como ya hemos visto en capítulos anteriores, la Reina Isabel la católica tenía como uno de sus máximos objetivos, defender la religión católica. Por ello, pidió al Papa en 1478, que se llevara a cabo la inquisición o santo oficio en su reino.

Tras la reconquista de España, seguían viviendo en ella judíos y musulmanes pero convertidos al cristianismo, llamados sefardíes y moriscos respectivamente. Además, existían muchas falsas denuncias entre los ciudadanos, que eran condenados sin poder defenderse. Por todo ello, la reina vio conveniente dar a la población opción a defenderse en caso de que fueran señalados como herejes.

En este contexto hay que tener en cuenta unos aspectos sobre la inquisición española:

– La inquisición ya existía en Europa desde el siglo XII, o sea, 3 siglos antes de que llegase a España.

– Tan sólo se juzgaba a aquellos que eran cristianos bautizados.

– Los juicios eran procesos muy largos para desentrañar la verdad, al igual que en los no religiosos. Pero se tenía en cuenta que, si el acusado se arrepentía, sería perdonado y liberado.

– Eran los clérigos dominicos los encargados en realizar la investigación, pero una vez que se habían detectado posibles casos, éstos pasaban a manos de las autoridades civiles para que ellos tomaran una decisión. Por lo tanto, no era una acción llevada única y principalmente por la Iglesia.

– Los castigos solían ser multas, llevar un gorro o un traje ridículo llamado sambenito, o la obligación de quedarse en casa o encerrado en la cárcel un tiempo. Nada de tantas hogueras y torturas. Esta pena mortal se llevó a cabo en muy pocas ocasiones.

La inquisición española se ha mostrado de distorsionada mediante la leyenda negra

Gracias, sobre todo, al cine, nos han inculcado la idea de una iglesia cruel por medio de la Inquisición, parte de esta leyenda negra que aún se escucha en boca de no pocas personas.

La culpa de esto no es sólo de los medios de comunicación. También de nosotros, los propios católicos que en no pocas ocasiones somos muy desconocedores de las verdades históricas de nuestra religión católica, ignorantes, y, por lo tanto, cómplices, pues no sabemos ni podemos defenderla.

La Iglesia española perseguía a aquellos judíos o moriscos que habían mentido declarando que eran cristianos conversos y por lo tanto bautizados.

En apariencias vivían como cristianos, pero a escondidas, seguían profesando su religión nativa.

También los protestantes, que se habían alejado de la doctrina católica, años más tarde fueron perseguidos. De este modo se evitaron las grandes e intensas luchas que sí acontecieron en otros países de Europa por preservar la fe católica frente a las herejías que surgían, las cuales conllevaron miles de muertos.

Tras la exposición de estos hechos podemos volver a hacernos la misma pregunta ya realizada anteriormente: ¿Por qué tanto interés en sacar a relucir aspectos negativos de la corona española ignorando los acontecidos en otros países? Tal y como hemos visto la inquisición no sólo fue española, si no europea y con anterioridad en el tiempo. Los protestantes, por ejemplo, también llevaron a cabo procesos inquisitorios y con muchísima más crueldad y número de muertos, sin embargo, es a la Iglesia católica a quien se ataca únicamente.

La Reina Isabel la Católica defendió la fe católica de España con las herramientas y según la mentalidad de esos años. No debemos, por lo tanto, escandalizarnos de ello ni juzgar sin conocimiento real del contexto. Y sí tener en cuenta la verdad de cómo se llevó a cabo.

Aquí puedes leer el primer capítulo que trata la leyenda negra de la expulsión de los judíos y el segundo capítulo sobre la Conquista de América, si te los has perdido.

En el siguiente capítulo podremos analizar quienes se encargaron de difundir las mentiras de la leyenda negra y el motivo principal que les llevó a tan sucias acciones.

Aquí te dejo como siempre el vídeo de este artículo, en mi canal de YouTube Educando con fe y razón.

No te olvides compartir y suscribirte.

Un saludo, la paz y hasta muy pronto.

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad