La globalización al servicio del globalismo. Sin Dios y sin Patria
Nuevo Orden Mundial

El peligro del Globalismo. Sin Dios y sin Patria. Nuevo orden mundial

A menudo se confunde el globalismo con la globalización, pero son dos conceptos opuestos, relacionados con el Nuevo orden mundial

La globalización se ha configurado de un modo espontáneo uniendo a las personas de todo el mundo, sobre todo, con el avance de las nuevas tecnologías y el transporte.

Supone libertad y respeto por las identidades nacionales resultado de siglos de convivencia. Impulsa un desarrollo de la libertad, de la democracia y del capitalismo a escala planetaria. La globalización no es incompatible con los Estados Nación sino todo lo contrario; genera mayor crecimiento económico.

El Globalismo

El globalismo, sin embargo, busca una colectivización de las masas de un modo totalizador, para ese Nuevo orden mundial. Desde organismos internacionales visibilizados sobre todo en la ONU, se imponen unos dogmas ideológicos a todo el mundo, como podría ser la obligación de cuotas para ayudas a refugiados e inmigrantes, para adoctrinar en la ideología de género, para incentivar más abortos…

El globalismo, es anti Estado- nación. Es un diseño del socialismo radical. Es una ideología contraria al nacionalismo y al patriotismo.

George Soros es uno de los principales impulsores del globalismo.

En España, en concreto, es conocida la financiación de George Soros a la independencia de Cataluña. Su sueño es una nación fragmentada en mini- naciones con sociedades débiles para poder controlar su población, sus políticos, sus empresas, sus negociones, y, por lo tanto, su economía.

Te recomiendo leer este libro para entender mejor esta cuestión. Pincha en la imagen para más información o/y comprarlo

Para el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Ernesto Araújo, globalismo es una «configuración actual del marxismo». En su discurso de toma de posesión afirmó que «el globalismo se constituye en el odio a través de sus varias ramificaciones ideológicas y sus instrumentos contrarios a la nación, contrarios a la naturaleza humana y contrarios al propio nacimiento humano”.

De hecho, tal y como apreciamos, con el globalismo se incrementan los enfrentamientos violentos entre grupos o colectivos, se presenta el género en sustitución de la identidad sexual natural y se normaliza el aborto.

El problema actual es que la globalización, que es beneficiosa, se ha puesto al servicio del globalismo colectivista para alimentar ese mal que acabará destruyéndonos.

A este globalismo lo conocemos actualmente bajo el término Desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

Globalismo, masonería y Nuevo orden mundial

Según el experto en masonería Alberto Bárcena, la masonería busca desde sus orígenes en 1717, un mundo nuevo que puedan ellos dirigir, con un gobierno único para controlar económicamente el máximo posible de países, beneficiándose de un poder casi ilimitado. Por otro, podrán de esta manera expandir su credo ideológico, el gnosticismo, en todo el mundo.

Por ello el globalismo es impulsado por estas élites masónicas.

Para el ya fallecido Padre Juán Sanahuja, experto en estos temas, los planes de gobierno planetario, el Nuevo orden mundial, en los que la masonería tiene un papel importante, vienen desde finales de la Primera Guerra Mundial o quizás de poco antes.

El globalismo hacia el sincretismo cultural y religioso

La masonería apoya la entrada de inmigración masiva ilegal con este fin, empujando a la sociedad hacia el sincretismo cultural y religioso. Desarraigando a la nación de sus tradiciones y costumbres, cerrando puertas a todo aquello que nos une como país: la religión cristiana y la lengua española. Abriendo fronteras a todo el que venga de fuera, especialmente musulmanes. Utilizados para este objetivo globalizador.

La masonería utiliza organismos pantalla con fines altruistas y filántropos, en campos académicos, sociales, económicos, científicos e incluso religiosos, para introducir sus ideas. Se alía con intereses de personas que ciegas de ansias de poder, no dudan en poner sus recursos a su servicio. Tal podría ser el caso de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, arrodillado ante sus dictámenes.

Por todo ello la masonería impulsa el globalismo, erigido bajo la bandera del “progresismo”, de los que piden libertad, pero viven sometidos a la ideología del Estado, los que piden tolerancia pero atacan con su neolenguaje a todo el que disienta.

Un globalismo progresista que nos encamina hacia la agonía cultural y nacional.

El fin del cristianismo es uno de sus máximos objetivos, hacia el que se encaminan paso a paso para implantar el Nuevo orden mundial.

Y sin Dios y sin patria estamos condenados como sociedad a la desaparición.

Los cristianos pertenecemos a una raza distinta a la de este mundo, somos ciudadanos del cielo, hijos de Dios.

La unión de toda la Iglesia con Cristo nos hace ser un grupo de personas que hacemos contrapeso en esta balanza donde en el otro extremo tenemos a las fuerzas del mal. Si permanecemos fieles a nuestra fe en Cristo resucitado, podremos experimentar la fuerza del Espíritu Santo que nos ayudará en la batalla que pretende borrarnos de este mundo.

Sin olvidar que en toda batalla hay sufrimientos, pero recordando que Cristo ya ha vencido al Demonio.

En este otro libro que te recomiendo: «La red secreta de Soros en España», se hace un análisis profundo de los entramados de George Soros que le relaciona con políticos y periodistas de España, para implantar el Nuevo orden mundial. Para cuyo fin la pandemia, le ha venido maravillosamente.

Puedes disfrutar de este artículo en mi canal de YouTube Educando con Fe y Razón

No olvides compartir si te ha parecido interesante esta información y suscribirte.

Un saludo, la Paz y hasta muy pronto:

ALICIA BEATRIZ MONTES FERRER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad